La PAC, principal afectada de la negociación del presupuesto de la Unión Europea

Los líderes de la Unión Europea alcanzaban finalmente un acuerdo, por el que se recortará, en más de 33.000 millones de euros el presupuesto comunitario para los próximos seis años. Asaja recuerda que, si bien es cierto que en la última fase de la negociación, el presidente del Consejo Van Rompuy no propuso nuevos recortes al presupuesto de la PAC, hay que recordar que en propuestas anteriores ya se contemplaban reducciones superiores al 10%, y esas son las propuestas que definitivamente fueron aprobadas.

La PAC era ya entonces el capítulo más castigado, por lo que la nueva propuesta acordada simplemente consolida este recorte. El presupuesto de la PAC se verá reducido un 13,1% respecto al periodo actual, es decir, en 33.601 millones de euros menos. Esta cantidad es más del doble de lo que se reduce la partida bautizada como “conectando Europa” (transporte, energía y telecomunicaciones) y que algunas fuentes apuntan como la más perjudicada, con una reducción de 11.000 millones.

Con esta reducción de más del 13% en el presupuesto, las nuevas medidas incluidas en la PAC, como el reverdecimiento o greening no tienen ningún sentido, ya que lo único que van a conseguir es comprometer aún más la rentabilidad de las explotaciones agrarias europeas y españolas.

Asaja Huesca considera que aún es pronto para dar una cifra exacta de las repercusiones que podría tener para España, ya que esto dependerá de muchos factores. Dependerá en parte de aspectos relacionados con la negociación presupuestaria, que se celebraba la semana pasada, y que están pendientes de dilucidar, ya sea en negociaciones tripartitas Consejo, Parlamento y Comisión, y que se deberán plasmar en un acuerdo sobre la Reforma de la PAC y en sus posteriores reglamentos de aplicación. Pero dependerá también, a nivel interno de España, ya que las propuestas hasta ahora barajadas dejan un margen de maniobra a los estados miembros inédito hasta ahora, ya sea en materia de beneficiarios, en superficies elegibles a los pagos directos, en el modelo de aproximación interna entre los distintos pagos regionalizados o en propia transferencia de fondos entre pilares.

La organización agraria ASAJA considera que es vital que el Gobierno y el Ministerio de Agricultura hagan valer, en ambos casos, el carácter estratégico del sector agrario español, que sigue siendo el que mejor comportamiento está teniendo en estos momentos de graves dificultades económicas, como las que atravesamos.

 

Comentarios