Los profesionales recomiendan reposo e higiene en una campaña de gripe “normal”

Estamos en plena temporada de epidemia de gripe y los casos se multiplican. La tasa de incidencia continúa ascendiendo pero los expertos nos dicen que en niveles normales, incluso algo más bajos que el año pasado, según los datos de la Red Centinela de Aragón. Para combatirla, nos dan una serie de recomendaciones que van desde extremar la higiene hasta el reposo.

Tos, dolor de cabeza, congestión nasal o molestias en la garganta. Si usted lo sufre sabrá que son síntomas de un resfriado. Si además de ello la fiebre ronda los 38 grados centígrados y hay un dolor general se puede estar hablando de gripe. En los últimos días la Red Centinela de Aragón habla de una incidencia elevada y en ascenso, pero nada fuera de lo normal, según los profesionales, ni en el número ni en la virulencia del virus de este año.

Y para la cura los médicos confían en las vacunas anuales como método más eficaz para evitar la propagación. Pero, ¿qué hacer cuando el virus ya se ha instalado?: influye desde la higiene diaria hasta la dieta.

Beber líquidos y extremar la higiene

Beber líquidos en abundancia para prevenir la deshidratación, taparse la boca y la nariz al toser y no reutilizar pañuelos. Quien sufre la gripe debe lavarse bien las manos con jabón o productos desinfectantes repetidas veces. También es recomendable no compartir habitación y favorecer la ventilación de espacios que comparta con otras personas.

El reposo es una buena medicina. Además, como siempre ha dicho la sabiduría popular, la gripe “dura siete días con tratamiento y una semana sin él”, así que, el tiempo y la paciencia son esenciales para deshacerse de la molesta gripe de invierno.

La gripe es una enfermedad respiratoria aguda causada por un virus, por lo que los antibióticos no son efectivos y su uso puede crear resistencias al fármaco.

El Departamento de Salud y Consumo recuerda que, salvo en casos muy concretos, para la atención de los pacientes con síntomas gripales no es necesario recurrir a los servicios hospitalarios de urgencias, sino a los dispositivos de la red de Atención Primaria.

Comentarios