Garantizada la teleasistencia en Aragón

Gobierno de Aragón, Diputaciones y Ayuntamientos, reunidas este lunes, han garantizado la continuidad del servicio de teleasistencia. El problema surgió cuando el IMSERSO retiró el 50% de la financiación y la Diputación Provincial se encontró con un problema, el de afrontar en solitario el coste. El Gobierno de Aragón aseguró su cooperación y tras esta reunión queda concretada. Finalmente aportará la cantidad que el IMSERSO ha dejado de abonar de cara a este año 2013 y así asegura el servicio a los 16.657 aragoneses que utilizan la teleasistencia, más de 4000 en la provincia. Con una financiación que no merma parece más factible la continuidad de un servicio gratuito, algo que todavía no se asegura.

El presupuesto de otros años rondaba 1.100.000 euros. La Diputación Provincial tiene reservados 650.000 euros en sus presupuestos de 2013.

Homogeneizar el servicio

En la reunión de este lunes las instituciones implicadas acordaban trabajar técnicamente para concretar un servicio con un común denominador en cuanto a la calidad y al servicio en todas las provincias. También se trabaja para buscar una fórmula en la que todos los aragoneses tengan las mismas posibilidades de entrada para recibir el servicio de teleasistencia domiciliaria.

La directora gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Cristina Gavín, informaba de esta partida y de los pasos dados para actualizar el servicio. Se está trabajando en la orden que regula el servicio de ayuda a domicilio y teleasistencia en el marco de la atención a la dependencia, del que hasta ahora no formaba parte, que armoniza y homogeneiza unos mínimos básicos, y ya se han iniciado las conversaciones con las entidades locales que hasta ahora prestaban la teleasistencia fuera del ámbito de la dependencia.

Atendido en su propia casa

Este servicio es un recurso que permite la permanencia de los usuarios en su medio habitual de vida, así como el contacto con su entorno socio-familiar, evitando el desarraigo y asegurando la intervención inmediata en crisis personales, sociales o médicas para proporcionar seguridad y mejor calidad de vida de los usuarios.

Comentarios