Los trabajadores del consistorio de Alcalá de Gurrea podrán estar hasta 4 días de baja al año sin afectarles al sueldo

El Ayuntamiento de Alcalá de Gurrea acordó en su última sesión plenaria por unanimidad, que no aplicará ningún descuento en las nóminas de sus trabajadores en los casos justificados de ausencia por enfermedad o accidente que no den lugar a incapacidad temporal. No se hará ningún descuento durante cuatro jornadas como máximo al año, de los cuales solo tres podrán ser consecutivos.

De esta manera, el Ayuntamiento de Alcalá ha resuelto las dudas suscitadas por las normas estatales y la posibilidad de que, en palabras de la alcaldesa, Mercedes Minguijón, “un solo día en cama, por ejemplo para curar un resfriado simple, suponga que se le descuente parte del sueldo de ese día al trabajador municipal afectado, según estaba previsto como dura novedad en aplicación de lo dispuesto en el RD 20/2012.

La Ley de Presupuestos del Estado para el 2013, señala (disposición adicional 38ª) que esos descuentos salariales, de obligado cumplimiento en todas las Administraciones, se equiparan a los que se aplican por incapacidad temporal excepto “cuando el número de días de ausencia por enfermedad o accidente en el año natural no supere la cifra que se establezca por Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y con los requisitos y condiciones determinados’.

Recientemente, el Ministerio ha dictado la Orden HAP/2802/2012, de 28 de diciembre, en la que dispone que serán cuatro ‘días de ausencia sin deducción de retribuciones’ en un año natural, de los que ‘sólo tres podrán tener lugar en días consecutivos’, motivados en enfermedad o accidente y justificados. Sin embargo, la propia Orden especifica que esta excepción o relativa ventaja se aplica únicamente ‘al personal al servicio de la Administración del Estado’.

“Por lo tanto -ha explicado Mercedes Minguijón-, los empleados del resto de las Administraciones, Comunidades Autónomas, Diputaciones, Comarcas, Ayuntamientos, quedan en un limbo en el que cabe que legalmente sean exigibles esos descuentos. Era preciso solucionarlo y en nuestro Ayuntamiento hemos decidido bajo unos criterios muy claros: más que una cuestión legal o laboral, se trata de depositar confianza en la profesionalidad de los empleados municipales y un gesto de respeto”.

La alcaldesa de Alcalá de Gurrea ha añadido que “no se otorga ningún privilegio sino que se restituye una normalidad que no debía haberse puesto en riesgo por la indefinición, y se igualan las mismas condiciones entre trabajadores públicos, municipales o del Estado”. Minguijón ha indicado finalmente que “esta situación tiene interés social porque supone una duda o un riesgo para miles de personas que trabajan en las comunidades autónomas y entidades locales. Pienso que, de acuerdo con sus propios planteamientos, esas administraciones deben también decidir para eludir problemas y posibles discriminaciones”.

Comentarios