Las empresas exportadoras de la provincia incrementan un 17% el número de certificados de origen

Las empresas altoaragonesas y las españolas en general apuestan cada vez más por los mercados exteriores para buscar una salida a la crisis . Según las valoraciones realizadas por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio, en 2012 las empresas exportadoras precisaron de un mayor número de certificados de origen que, en el caso de la provincia de Huesca, ha supuesto un incremento del 17% con respecto al año anterior (1.011 frente a los 864 de 2010).   El Certificado de Origen es un documento, expedido por las Cámaras de Comercio, que acredita en la Aduana que las mercancías son originarias de un determinado país o territorio. El origen viene determinado por el país o territorio donde ha sido fabricado el producto o donde ha sufrido la última transformación sustancial.  Desde el punto de vista aduanero es necesario acreditar el origen de una mercancía para la aplicación de medidas de política comercial (contingentes, límites cuantitativos, etc.) y de medidas de política arancelaria preferencial (beneficios arancelarios en virtud de los acuerdos o regímenes preferenciales de la UE con determinados países, grupos de países o territorios).  Los Certificados de Origen permiten dar cumplimiento a las obligaciones y derechos aduaneros, así como satisfacer necesidades de carácter comercial, como es el caso, por ejemplo, de la apertura de créditos documentarios. AUMENTA LA EMISIÓN DE CUADERNOS ATA En cuanto a las mercancías de admisión temporal, en 2012 las Cámaras expidieron más de 3.950 Cuadernos ATA. De ellos, 73 fueron tramitados por la Cámara de Huesca, frente a los 24 emitidos en 2011. Estas mercancías movidas por empresas españolas salieron de la UE durante un plazo temporal para posteriormente regresar, ya que son documentos aduaneros internacionales que se destinan a la exportación temporal de mercancías o para su exposición en ferias internacionales.  Mediante la utilización de los mismos, las empresas pueden viajar con sus mercancías fuera de las fronteras de la UE con el fin de ser utilizadas para la realización de trabajos o servicios de tipo profesional.   Entre las ventajas se encuentran la rapidez y facilidad en la obtención del documento, su bajo coste, poder viajar a un gran número de países con el mismo documento, la agilización y simplificación del trámite aduanero y la posibilidad de presentar una garantía única, con independencia del número de países que se vayan a visitar. Todo ello sin necesidad de pagar IVA ni Derechos Aduaneros.

Comentarios