Se buscan esquiladores

esquilar esquilador

La cooperativa aragonesa Grupo Pastores está impulsando una iniciativa de corte social que consiste en formar y crear 50 puestos de trabajo durante la próxima campaña de esquileo de ovejas. El de esquilador es un oficio que se ha perdido en los últimos treinta años en España y los ganaderos se han visto obligados a contratar personal en el extranjero para cubrir su necesidad. Los requisitos principales para la selección son: ser residente en Aragón y estar desempleado.

Dada la situación económica y social generada por la crisis, Grupo Pastores ha decidido poner en marcha esta iniciativa, tal y como explica el responsable de esquileo Carlos Bernués.

En la actualidad se están recogiendo los curriculum de interesados, en las próximas semanas se llevarán a cabo distintas jornadas de selección en las tres provincias, (siendo la de Huesca capital el próximo día 25) y en el mes de marzo dará comienzo el curso de formación en sí, con una primera semana de teoría (técnica, riesgos laborales, posición,…) y después otras dos semanas prácticas en explotaciones ganaderas que se han sumado a esta iniciativa.

Una vez termine el curso ya serán considerados esquiladores profesionales y Grupo Pastores se compromete a dar empleo a todos los seleccionados. Los más hábiles colaborarán como esquiladores en las cuadrillas de profesionales con que cuenta la cooperativa y el resto colaborarán como arrimadores, quienes se ocupan de preparar la oveja al esquilador y de envasar la lana.

Los motivos que han llevado a perder este oficio en nuestro territorio han sido varios: por su dureza tiene poco atractivo para la gente joven, pero a su vez, conforme han ido desapareciendo los que sabían no se ha dado el relevo generacional. Además, aunque está muy bien retribuido hay que tener en cuenta que las campañas tienen una duración de unos tres meses y se desarrollan con carácter itinerante, lo que supone pasar una temporada larga fuera de casa.

Un esquilador de corte medio puede estar ganando entre los 120 y los 150 euros diarios y los buenos profesionales, incluso más de 200. El trabajo manual que conlleva requiere fuerza pero sobre todo es cuestión de técnica, según indican los expertos. De media, una oveja se esquila en un minuto y quince segundos, o en un minuto y medio, y se pueden llegar a esquilar entre 180 y 200 ovejas por jornada, dependiendo del rendimiento del profesional. La falta de personal cualificado de origen español o residente en España, ha traído a Aragón el método australiano, que significa esquilar sin atar la oveja.

Comentarios