José María Cabello defiende el ajuste de personal que se ha hecho en los centros educativos

En la última mesa sectorial de Educación se acordaba la supresión de 209 plazas de docentes en los centros públicos de Aragón el próximo curso escolar. Una reducción duramente criticada por los representantes sindicales, para quienes esta medida sólo supone un nuevo ataque a la enseñanza pública. Algo con lo que no coincide el director del Servicio Provincial de Educación, José María Cabello, quien considera que los ajustes de personal que se han hecho eran necesarios.   Cabello lamenta que las organizaciones sindicales no hayan colaborado en las negociaciones y entiende que, desde Educación, “se ha hecho todo lo que estaba en sus manos para ajustar el personal a las necesidades que se tiene en estos momentos, adaptando las plantillas a los cupos que ya se ofertaron en el mes de junio”, explica.   De momento, explica, todavía es pronto para concretar de qué manera esos recortes afectarán a la provincia de Huesca, pendiente en estos momentos de las matrículas y de conocer la oferta educativa para el próximo curso.   Sobre la merma de la calidad de la enseñanza, a la que hacen referencia los sindicatos, Cabello no opina. Tan sólo se remite a destacar la importancia de los cupos frente a las plantillas, ya que son los primeros los que reflejan el número de trabajadores que están efectivamente durante todo el año en el centro educativo. Y al final, dice, es lo que debe tenerse en cuenta.

Audio sin título
Comentarios