El Consejero de Agricultura y las organizaciones agrarias buscan mejorar la ganadería extensiva de Aragón

Defender los intereses de la ganadería extensiva y de Aragón. Bajo esta premisa, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Modesto Lobón, se entrevistaba, este jueves en Bruselas, con personalidades europeas para dejar patente la afección que sufre este tipo de ganadería ante la nueva propuesta de la Política Agraria Común 2014-2020. Lobón estaba acompañado por representantes del Ejecutivo autonómico además de por representantes de las cuatro organizaciones profesionales agrarias aragonesas (ARAGA, UPA, ASAJA y UAGA) y de cooperativas agroalimentarias.

Lobón subrayaba que se va a luchar porque se pague más por cabeza de ganado y no por hectárea. Es una batalla muy dura, ya que hay países que son totalmente contrarios a este planteamiento, pero es una batalla que se va a librar en los próximos meses ya que se espera que esté resuelto para el mes de junio. Además, Lobón incidía en que toda ayuda y apoyo en este tema será bienvenida.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente también destacaba que desde el Gobierno de Aragón y desde la plataforma que defiende la ganadería extensiva existe receptividad pero se les ha comunicado la dificultad de esta situación y el forcejeo entre países ya que se trata de un combate duro porque no sólo quieren no aumentar las ayudas sino que quieren suprimirlas. Lo que han planteado es llegar hasta el 20% de la vinculación, objetivo complicado pero deseable.

 

Esta delegación aragonesa, se ha reunía con diferentes personalidades europeas vinculadas al sector agrario comunitario y a la definición futura de la Política Agraria Común. En estas visitas presentaban un informe en el que se expone la fragilidad de la ganadería extensiva mediterránea de zonas áridas y semiáridas ante la nueva PAC 2014-2020.

El objeto del documento radica en mostrar la preocupación latente por este sector además de sensibilizar a los responsables de las instituciones comunitarias que están interviniendo en el proceso negociador, de que es necesario un gesto que asegure su preservación para las generaciones futuras.

Además, en este informe se muestra la evolución del sector desde 2005 hasta 2012 así como la situación actual con la aplicación de la PAC vigente y las debilidades para la PAC futura.

La delegación aragonesa en defensa de los intereses del sector, también dejaba patente en su argumentarlo, la necesidad de alternativas o nuevas ideas para el futuro del sector teniendo en cuenta el desencuentro existente entre este tipo de producción secular y las tendencias que, en la última década, ha tomado la política de apoyos provenientes de la PAC. Algunas de las ideas sugeridas para solventar esta situación son:

Procurar el máximo importe posible, en forma de pagos directos del primer pilar de la PAC, a la tenencia de animales de esta ganadería extensiva frágil, como una vía para desvincular, en la mayor medida, la dependencia de este sector del alquiler de superficies que no son de su propiedad. La práctica del pastoreo extensivo, debiera considerarse suficiente para cumplir los requisitos del “componente verde” de las ayudas.

En caso de que se ponga en marcha un periodo transitorio, éste debiera estar lo suficientemente acotado, para que la percepción de la ayuda se ajuste a la realidad productiva del momento actual.

Trasladar el “capping” a un fondo de apoyo estos sectores más vulnerables.

La aplicación de la última Reforma de la PAC de 2003, y que inició su andadura en España en 2006 de acuerdo con las tendencias que ha venido marcando la Organización Mundial del Comercio, ha tenido un efecto dramático en la evolución de este sector. A ello se une una coyuntura de elevados costes de los insumos en épocas del año en las que, debido a la falta de precipitaciones y la escasez de pasto, se hace necesario complementar su alimentación con pienso.

Ni siquiera con la aplicación de medidas específicas en el ámbito de los programas de desarrollo rural del segundo pilar, o a través de las actuaciones implementadas de revisión intermedia de la PAC, se ha podido evitar una reducción sistemática de efectivos. Las causas que en gran medida han provocado dicha situación hay que buscarlas en el difícil encaje de una ganadería de estas características, sin tierras propias, en un marco tendente a la justificación de derechos sobre superficies.

Atendiendo a este escenario, Aragón pretende actuar como punta de lanza en la búsqueda de un mejor encaje de este sector en el marco de la futura reforma de la PAC, teniendo en cuenta que se trata de un sector que juega un papel sustancial en la vertebración territorial de nuestras áreas más desfavorecidas así como en el mantenimiento del medio ambiente y paisaje tradicionales. Es también en Aragón, donde este sector cuenta con las estructuras de concentración de la oferta y comercialización más relevantes del Estado, lo cual conduce a una facturación bruta a la salida de las explotaciones de los ganaderos de entorno a 90 millones de € anuales.

Comentarios