UAGA pide reducción de módulos para los agricultores y ganaderos que padecieron adversidades climatológicas

La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, ha elaborado un informe con el fin de solicitar a los Ministerios de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y de Hacienda y Administraciones Públicas, la reducción de los módulos que sirven para determinar el rendimiento neto de las actividades agrícolas y ganaderas a los profesionales agrarios que hayan padecido en sus explotaciones los efectos de las adversidades climatológicas en 2012. Un Real Decreto prevé que el Ministerio de Hacienda establezca reducciones o exenciones económicas cuando se produzcan incendios, inundaciones u otras circunstancias excepcionales. UAGA pretende que se aplique para el ejercicio fiscal del año 2012 unos porcentajes inferiores a los actualmente regulados, y en su caso el “módulo 0”, a los agricultores perjudicados por esas circunstancias excepcionales.

UAGA-COAG ha elaborado un exhaustivo informe sobre las zonas y cultivos que han sufrido circunstancias anómalas y que deberían tenerse en cuenta para establecer los criterios que determinen qué profesionales agrarios se verán beneficiados por una reducción excepcional de los módulos. El acusado déficit de precipitaciones durante todo el año; las heladas del invierno; las pedregadas de mayo, junio y julio en las comarcas más orientales; y las riadas de octubre en Cinco Villas, Jacetania y Bajo Gállego, han dejado gravemente dañadas las producciones y con ello la economía de los agricultores y ganaderos.

La sequía ha afectado al normal desarrollo de los cultivos de secano, así como a los cultivos de regadío por la falta de agua para regar. De esta forma se solicita la reducción de módulos para los agricultores de cereales de todos los municipios de varias Comarcas, para los de maíz, forrajes y arroz de todo Aragón. En el caso de los productores de frutos secos, olivar y viñedo, además de la sequía, en algunos municipios los daños se incrementaron por la incidencia del pedrisco. En cuanto a los frutales se recogen los municipios afectados por el pedrisco y las heladas.

La falta de precipitaciones también tuvo efectos particularmente nocivos en la ganadería extensiva, ya que la ausencia de lluvia impidió el desarrollo de los pastos y los ganaderos tuvieron que recurrir a la compra de piensos y forrajes, incrementando de manera muy notable sus costes de producción. Por el fuerte incremento de los precios de la alimentación animal y de la energía, UAGA pide la reducción de módulos para todos los ganaderos de ovino, porcino, bovino, cunicultura, avicultura y apicultura. En el caso de la apicultura, la sequía condujo a una escasa floración y por tanto a una producción casi nula en todo Aragón, pero además la falta de alimento para las abejas ha llevado a la desaparición de multitud de colmenas.

Los módulos aplicables a este tipo de régimen fiscal se calculan en base a una producción normal, (en virtud de la cual, se presupone que se han obtenido determinados ingresos y se ha hecho frente a determinados gastos). Ante una variación de dicha situación, se hace necesaria la reducción de los índices de rendimiento neto para adecuar la presión fiscal que recae sobre los agricultores y ganaderos, para lo cual es imprescindible tomar como punto de partida las pérdidas de producción que han tenido lugar a lo largo del año 2012 por los diferentes motivos extraordinarios.

A través de la presente solicitud de rebaja fiscal se pretende que se aplique para el ejercicio fiscal del año 2012 unos porcentajes inferiores a los actualmente regulados, y en su caso el “módulo 0”, a los agricultores perjudicados por las diferentes circunstancias excepcionales. La justificación se fundamenta en que los gastos fijos han sido los mismos, mientras que los rendimientos han sido inferiores, lo cual debe determinar la reducción o exoneración tributaria de los ingresos brutos obtenidos.

Comentarios