Masiva afluencia de esquiadores a las estaciones de esquí

Al cien por cien en todos los sentidos, así está siendo este fin de semana en las estaciones de esquí de la provincia de Huesca, que han puesto en marcha, por fin, todas sus instalaciones y también han recibido una gran afluencia de aficionados a los deportes de invierno. Tanto es así, que hubo atascos desde primera hora de la mañana y ya no solo en los accesos a los centros invernales, sino también desde localidades como Sabiñánigo.

Pasadas las 10.00 horas las retenciones seguían en la A-136 desde Biescas y sobre todo se acentuaban en la zona de Escarrilla en la misma vía. En el caso de la N-330 a partir del kilometro 615 desde Castiello de Jaca se producían atascos en la circulación.

El director de Formigal, Antonio Gericó, ha reconocido que este día estaba siendo esperado por la gente, sol y abundante nieve, después de unos fines de semana limitados por el mal tiempo. Esto se está notando desde primeras horas con una gran afluencia de público.

El concejal de Sallent de Gállego, Javier Mimbrera, ha comentado que se habían desbordado las zonas de aparcamientos en las estaciones del Valle de Tena, con una verdadera avalancha de aficionados y visitantes que han sufrido con paciencia el poder acceder a las estaciones.

El presidente de ASAJA Huesca, José Fernando Luna, era uno de los afectados por los atascos de esta jornada. Tardaba más de dos horas en recorrer un tramo que habitualmente cuesta una media hora, es decir, de Jaca a Somport. Pero como él, había cientos de personas que ya no solo en su vehículo particular, sino también en autobús, pasaban parte de la mañana sentados esperando a llegar a su destino.

Tal y como se anunciaba el parte de nieve ha sido de los mejores de esta temporada. Cielo despejado, buena visibilidad y sin viento. La temperatura a primera hora de la mañana oscilaba entre los 0 y menos tres grados, y la nieve polvo, superando en algunos casos los tres metros de espesor.

En el Valle del Aragón, Astún ha puesto en marcha este sábado 37,5 kilómetros esquiables y Candanchú, que ha recibido la visita del SSMM el Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, 41,5 kilómetros. En el Valle de Tena Formigal 122 kilómetros y Panticosa 35. Por su parte, Cerler, ha abierto 65 kilómetros de superficie esquiable. Los espacios nórdicos también han presentado este sábado un buen parte.

Los esquiadores, ávidos de una buena jornada de esquí, se han dirigido desde primera hora a los centros invernales, que desde muy temprano han visto como sus accesos presentaban largas caravanas.

Aunque las condiciones para practicar los deportes de invierno están siendo óptimas, hay que recordar que existe riesgo muy fuerte, 4 en una escala de 5, de aludes fuera de pistas. Por lo que se pide máxima precaución para los que vayan a realizar actividades como raquetas o esquí de montaña, entre otras.

Comentarios