Manifestación en Sangüesa contra el Recrecimiento de Yesa

Tras la manifestación en Sangüesa contra el recrecimiento de Yesa, la Asociación Río Aragón confía en que este sea un nuevo punto de partida definitivo ‘para que se nos oiga’, según palabras de su presidente, Luis Solana. Y es que hasta ahora esta reivindicación, al igual que el embalse era algo prácticamente aragonés, aunque la presa está en territorio navarro.

Los últimos acontecimientos de los deslizamientos en la ladera derecha del embalse, así como los desalojos de vecinos de Yesa, han hecho que Navarra empiece a movilizarse.

Deslizamientos que han provocado desalojos. Algo que se viene anunciando hace años pero a lo que los responsables de las obras nunca han hecho caso. Por eso más de 500 personas se manifestaban este sábado en Sangüesa para protestar contra la situación que se está creando en el municipio y sus alrededores por los últimos deslizamientos de la ladera del embalse de Yesa. Están preocupados por lo que pueda pasar, se sienten inseguros en sus casas y piden que la actual presa se asegure para que no ocurra nada más.

Los contrarios a este proyecto hablan de alternativas al recrecimiento, embalsando agua en otros pantanos más pequeños, pero si no se hace, apuntan, es porque hay otro tipo de intereses que no se explican a la población. Cabe recordar que de los poco más de 100 millones que inicialmente iba a costar Yesa, por el momento se han invertido ya más de 300. Además piden que se refuerce la presa actual.

La Asociación Río Aragón que también participaba en esta movilización mostraba su doble preocupación.

Si los responsables no responden con una paralización de las obras no se descartan más movilizaciones, y es que los habitantes de este territorio tienen claro que no van a dejar de oponerse a un proyecto que les parece 'descabellado' desde cualquier punto de vista.

Comentarios