Aprobado un convenio en materia de mediación hipotecaria y alquiler social

El Gobierno de Aragón, en el marco del Plan de Gestión Social de la Vivienda, está desarrollando una serie de medidas para atender a aquellos colectivos más vulnerables, por ello el Consejo de Gobierno ha aprobado un convenio de colaboración entre el Ejecutivo autónomo, el Ayuntamiento de Huesca y el Colegio de Abogados de Huesca para dar una respuesta coordinada a los ciudadanos que como consecuencia de situaciones imprevistas han dejado de poder atender el cumplimiento de sus obligaciones para poder permanecer o acceder a una vivienda.

En concreto se pretende prevenir y en su caso reducir los efectos de riesgo de desahucio que sufre la población de Huesca, asociados a la imposibilidad de pago de las cuotas hipotecarias de sus viviendas. Así, el pasado año 2011 se efectuaron en Huesca capital 172 ejecuciones hipotecarias.

Con este convenio se ofrecerá información, apoyo y asesoramiento a los ciudadanos empadronados y residentes en la ciudad de Huesca, que lo soliciten, efectuando medidas de intermediación dirigidas a mejorar su situación y facilitar la permanencia en la vivienda, así como la búsqueda de alternativas de alojamiento accesibles a su situación. Además, a través de este convenio se gestionarán también acciones relativas al alquiler social en el que está trabajando el Ejecutivo autónomo para poner en marcha una bolsa de viviendas con la colaboración de las entidades locales. Unas acciones que se concretarán en una adenda posterior a este convenio.

En función del acuerdo aprobado hoy por el Consejo de Gobierno, el Departamento de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes aportará 24.000 euros que se abonarán al consistorio oscense para hacer frente a los gastos que se generen y para sufragar la prestación del Colegio de Abogados de Huesca. A su vez el Ayuntamiento de Huesca pondrá en servicio una oficina de atención al público en la ciudad, en dependencias municipales y aportará el personal necesario para su funcionamiento. El consistorio solicitará y colaborará en la intervención del colegio de abogados, como instrumento de asesoramiento y mediación con las entidades bancarias de una forma profesionalizada.

Por otro lado, el Colegio de Abogados prestará la asesoría jurídica necesaria, mediante la asignación de abogados en ejercicio, que contarán con la especialización necesaria para prestar el servicio de resolución de conflictos, a que se refiere este convenio y realizará un seguimiento de los mismos.

El convenio incluye la creación de una Comisión de Mediación Hipotecaria integrada por las tres entidades como órgano de seguimiento, participación y asesoramiento en la gestión del Proyecto de Mediación Hipotecaria. También, esta comisión impulsará y realizará en su caso las gestiones necesarias para facilitar la concertación con las principales entidades bancarias implicadas, ofreciendo un cauce preventivo, facilitando la búsqueda de acuerdos y ofreciendo una forma de articular su adhesión al Código de Buenas Prácticas Bancarias.

De esta forma, el Gobierno de Aragón con la colaboración del Ayuntamiento de Huesca, quiere paliar en lo posible las situaciones de desahucios y de necesidad de vivienda social de los ciudadanos aragoneses. Una iniciativa que se suma al convenio que se ha renovado recientemente con Zaragoza Vivienda y al que se aprobará para Teruel. También, cabe destacar la puesta en marcha de las Unidades de Gestión Social de la Vivienda en las tres provincias para atender las demandas de los ciudadanos y buscar soluciones a los problemas que se planteen entorno a la vivienda, prioridad del Ejecutivo autónomo.

Comentarios