Almudévar crea una Comisión por la dignidad y el respeto, que pretende defenderse ante la construcción de la balsa

Almudévar acogía este lunes una reunión, convocada por el alcalde Antonio Labarta, de la Comisión de Desarrollo, formada por los portavoces de los grupos políticos del ayuntamiento, y de todos los colectivos y asociaciones locales, como Sindicatos agrarios y de trabajadores, Cooperativa comarcal del campo, Comunidad de Regantes, Asociación de Comercio, Amas de Casa o Tercera Edad. El objetivo del encuentro fue informar del cambio en la política hidráulica en Riegos del Alto Aragón, que ha supuesto priorizar la balsa de Almudévar, sobre otras piezas de regulación, más rentables y eficientes, y el temor que tienen por los perjuicios que ocasionará. Se acordó crear la “Comisión por la dignidad y respeto a Almudévar”, que se ocupará de que las afecciones por la balsa sean justas.

Esta comisión estará presidida por el propio alcalde, quien hizo un repaso a los hechos acaecidos en los últimos meses, y manifestó su preocupación por lo que califican como una desconsideración del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, del Gobierno de Aragón y Riegos del Alto Aragón hacia el municipio. Los asistentes confirmaron ese malestar y falta de respeto hacia un pueblo, en el que van a ser afectadas por la balsa 1.100 hectáreas, y nadie se ha dirigido a ellos para informarles y preguntarles. Les preocupa también el incumplimiento de acuerdos y pactos, sin que nadie se haga responsable. Recuerdan que se incumple el Pacto del Agua y no pasa nada, se establecen planes de restituciones en zonas afectadas por embalses y no se hacen, o se prolongan en el tiempo, y tampoco pasa nada.

Labarta cree que algo ha cambiado, y no espera que sea solo testimonial. En la última Asamblea de la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón, se aprobó, a instancia de la Comunidad de Regantes de Almudévar, dirigirse a la Confederación Hidrográfica del Ebro, para que atienda adecuadamente las afecciones por la balsa de Almudévar. Así mismo se han manifestado los sindicatos agrarios. Sin embargo, hasta ahora, nadie se ha dirigido al ayuntamiento de Almudévar.

Por ello, Antonio Labarta, como Presidente de la Comisión, y con el respaldo unánime, se dirigirá nuevamente al presidente de la CHE y Riegos del Alto Aragón, para que se atiendan las alegaciones presentadas y que todavía no tienen respuesta. Estas alegaciones piden indemnizar adecuadamente a los afectados directos por la ocupación y realizar las restituciones y compensaciones sociales que corresponden al municipio.

Por otro lado, también se decidió que los colectivos asistentes se dirigirán a sus asociados, conscientes de la preocupación que supone la afección de 1.100 hectáreas inundadas, con una masa de agua de 169 hm3, y a apenas 1 kilómetro del caso urbano. Recuerdan que Almudévar, como cualquier otra población, merece un respeto y atención ante un asunto tan sensible como es la instalación de un gran embalse. Añaden que esta Comisión no está dispuesta a que se atropelle a un pueblo, como si no pasara nada.

Comentarios