El PAR pide al Gobierno que trabaje y se esfuerce por la escuela rural

El PAR en la Comisión de Educación de las Cortes ha presentado una propuesta referida a la educación en el medio rural, cuya realidad constata unas mayores dificultades “más si cabe en una época de crisis como la que estamos viviendo”. Por eso, resulta necesario garantizar la viabilidad y calidad de la educación en el medio rural, desde el principio de igualdad de oportunidades y con el objetivo de que el hábitat no sea un factor que genere diferencias en los resultados y el desarrollo alcanzados por los alumnos a medio y largo plazo.

Al Gobierno le piden que “discrimine positivamente la educación rural de manera que los alumnos tengan las mismas oportunidades, vivan donde vivan, para que los resultados a largo plazo sean iguales. Los municipios más pequeños son los que requieren mayor apoyo”. La diputada María Herrero ha recordado que en Aragón existen 378 escuelas rurales de las que 75 son Centros Rurales Agrupados y 303 aulas rurales. 111 escuelas tienen menos de 10 alumnos y 23 menos de 5.

En este sentido la parlamentaria ha valorado que es necesario mimar estos centros que cumplen doble función por la demografía y el asentamiento de la población, y facilitar al profesorado su tarea en estos centros educativos para favorecer su estabilidad”. Es imprescindible, ha señalado Herrero, conseguir “un desarrollo equilibrado en todo el territorio de la Comunidad Autónoma garantizando la igualdad de oportunidades y la calidad de la educación”

Asimismo, en la iniciativa se insta a continuar manteniendo una consideración especial tanto hacia la Educación Infantil como la educación obligatoria en los municipios con más dificultades demográficas. En especial en aquello que concierne a ratios, desplazamientos, transporte y comedor escolar.

También se pide proseguir atendiendo a la diversidad del alumnado, desde la flexibilidad, optatividad y opcionalidad, dando respuesta a las necesidades específicas del mismo -en la medida de lo posible- con independencia de que resida en el medio urbano o en el rural y, además, proteger y apoyar a la Escuela Rural, flexibilizando criterios y entendiéndola como “la piedra angular que facilita el asentamiento de la población en los pueblos más pequeños, siempre que se garanticen y se antepongan los principios pedagógicos en interés del menor”.

Por último se pide estudiar la puesta en marcha de una línea de apoyo y formación especial para el profesorado de centros rurales, en aras a responder a las especiales condiciones de los mismos.

En la exposición de motivos el PAR defiende que la educación es uno de los pilares básicos del Estado de Bienestar” La prestación de este servicio público es una de las mejores inversiones de presente y de futuro que pueden y deben hacer los Gobiernos competentes”. En concreto, señala María Herrero, en Aragón, desde que asumimos las competencias en materia educativa, se ha hecho un gran esfuerzo para incrementar los recursos humanos y materiales destinados al sistema educativo con el fin de elevar los resultados y el desarrollo del alumnado aragonés.

María Herrero ha recordado que “cuando hablamos de educación en el medio rural nos referimos a los centros educativos que están ubicados en localidades pequeñas o medianas, siendo, en cualquier caso, localidades donde tan solo existe una única escuela para la educación obligatoria, en los diferentes formatos organizativos que conviven en nuestra Comunidad”.

Comentarios