La epidemia de gripe, en descenso

Los últimos datos de la Red Centinela de Aragón muestran, por segunda semana consecutiva, un descenso de los datos de gripe. En la semana del 11 al 17 de febrero la tasa de incidencia es de 369 casos por cada 100.000 habitantes, por debajo de los casi 500 registrados en el “pico” epidémico de hace dos semanas.  La gripe común La gripe es una enfermedad de origen vírico que se transmite con facilidad por vía respiratoria. Una vez contraída la infección sólo cabe el tratamiento de sus síntomas. Los niveles de protección que ofrece la vacuna son elevados y duraderos (de 6 a 12 meses), y resultan efectivos a partir de las dos semanas de su administración. Los posibles efectos secundarios suelen limitarse a reacciones locales o sistémicas, como fiebre, malestar y dolores de cabeza, que generalmente desaparecen en uno o dos días sin necesidad de tratamiento.  La gripe es una enfermedad respiratoria aguda causada por un virus, por lo que los antibióticos no son efectivos y su uso puede crear resistencias al fármaco.   El Departamento de Salud y Consumo recuerda que, salvo en casos muy concretos, para la atención de los pacientes con síntomas gripales no es necesario recurrir a los servicios hospitalarios de urgencias, sino a los dispositivos de la red de Atención Primaria.

Comentarios