Mucho frío, nieve y viento moderado en las estaciones de esquí

Frío, nieve y viento eran las principales características de este sábado en las estaciones de esquí de la provincia de Huesca, una situación que a buen seguro se repetirá este domingo en los centros invernales altoaragoneses. A excepción de Cerler y Panticosa, donde el cielo amanecía despejado, el resto de estaciones contaban con precipitaciones de nieve este sábado aunque de forma débil. Eso sí, mucho frío, hasta -18 grados en cotas altas, y sensación térmica mucho más baja debido a las rachas de viento moderado.

La nieve continúa en buenas condiciones, y en cuanto a cantidad nada que reprochar, espesores que superan en muchos casos los dos y tres metros de nieve. Los partes de nieve cambiaban sus datos a lo largo de la mañana, y desde las estaciones se ha avisado de que debido a los cambios en el tiempo, este domingo también puede variar el número de pistas, remontes o kilómetros esquiables.

Estamos ante un fin de semana típico invernal, ni más ni menos. En el Valle de Tena, Aramón Formigal abría este sábado casi al cien por cien, 130 kilómetros esquiables, pero eso sí, con precipitaciones de nieve, visibilidad media y rachas de viento moderado, que en algunos casos alcanzaban los 35 kilómetros por hora. En Panticosa sin embargo, cielo despejado y buena visibilidad, sin precipitaciones y con 24 kilómetros de zona esquiable. Las temperaturas en estos centros llegaba a los -14º.

En el Valle del Aragón, cielo cubierto y precipitaciones débiles en forma de nieve, tanto en Astún como en Candanchú. Astún abría con 41 kilómetros esquiables, y con rachas de viento moderado, pero con viento fuerte en las zonas más altas de la estación. En Candanchú este sábado hubo 34 kilómetros esquiables, y también con viento moderado. Las temperaturas aquí también gélidas, hasta -18º.

Por su parte, a Cerler no llegaba la borrasca, y tenía este sábado cielo despejado y buena visibilidad y rachas de viento moderado, lo que le permitía abrir 53 kilómetros para el esquí. Las temperaturas en este valle caían también hasta los 11 grados bajo cero.

Respecto a los espacios nórdicos, en funcionamiento están los circuitos de Candanchú, Balneario de Panticosa, Linza, Lizara, Llanos del Hospital, Pineta y la estación de Somport. Las condiciones de nieve son buenas con espesores que oscilan entre 150 y 200 centímetros.

Comentarios