Marea multicolor contra la corrupción y los ajustes sociales

El frío de este sábado no impedía que las “mareas” de Huesca se sumaran a la convocatoria nacional de movilización para protestar por la corrupción, pedir una verdadera democracia y unos servicios públicos universales. Cientos de ciudadanos salían a la calle para mostrar su descontento ante la gestión de la crisis que están haciendo los representantes políticos, “atacando servicios básicos como la sanidad y la educación”. Malestar generalizado entre los presentes por una clase política “corrupta” que carga sobre los más débiles sus errores del pasado. “Porque sobran los motivos y lo incomprensible es que no esté aquí toda la ciudadanía” aseguraban los manifestantes.

A la manifestación se sumaban todas las “mareas” ciudadanas que han ido surgiendo a raíz de los recortes en educación, sanidad y el sector público.

El centro de Huesca se llenaba de camisetas verdes a favor de la escuela pública, batas blancas por una sanidad de calidad y trajes negros por los recortes a los empleados públicos y funcionarios. Pancartas también contra los desahucios o por la regeneración de la política.

La manifestación arrancaba desde cuatro puntos diferentes de la ciudad para congregarse en la plaza de Navarra. Música, cantos y bailes para calentar los ánimos en una gélida tarde. Desde allí, las “mareas” continuaban hacia el Ayuntamiento de Huesca donde se leía un manifiesto.

Los participantes defienden la transparencia y la democracia participativa, y la justicia social y ambiental. Así mismo, rechazan la deuda ilegítima, la corrupción, la exclusión y la desigualdad que están propiciando las medidas y los recortes llevados a cabo por la Administración Pública. Piden, además, que no se especule con los servicios públicos.

Comentarios