La Conferencia Episcopal Española entrega a Cáritas 6 millones de euros

La Conferencia Episcopal Española ha hecho efectiva la entrega a las Cáritas diocesanas de la aportación económica de 6 millones de euros que aprobó la Asamblea Plenaria en su reunión del mes de noviembre, con cargo a los Presupuestos de 2013. Por quinto año consecutivo, los obispos españoles decidieron mantener esta aportación extraordinaria y, en esta ocasión, aumentar la cuantía en un 20% con respecto al año pasado, mientras las demás partidas presupuestarias fueron congeladas. La aportación, que se entrega del Fondo Común Interdiocesano, procede de lo que se recibe por la asignación tributaria a favor de la Iglesia.

Los obispos españoles, en la Asamblea Plenaria de noviembre de 2008, decidieron donar a las diferentes Cáritas diocesanas el 1% del total del Fondo Común Interdiocesano, lo que entonces supuso una aportación de 1,9 millones de euros. La cantidad se ha ido incrementando anualmente hasta situarse en el 2,59%. Así, en 2009 se entregaron 2,9 millones de euros; 4 millones en el 2010, 5 millones en el 2011 y 6 millones en 2012, lo que supone un total de casi 20 millones de euros en 5 años.

Estas aportaciones extraordinarias de la Conferencia Episcopal Española, no son el total de lo que la Iglesia aporta a Cáritas, porque esta ONG es la Iglesia misma en su estructura más fundamental que es la parroquia. Son las parroquias las que corren con todos los gastos ordinarios, las que recogen los donativos y es en las comunidades parroquiales donde surgen los voluntarios que entregan su tiempo y trabajo en Cáritas.

La Conferencia Episcopal Española quiere animar a todos a contribuir (o a seguir haciéndolo) generosamente con Cáritas, en particular en estos momentos de crisis. La colaboración de todos es imprescindible para hacer efectivo ese “servicio de la caridad. Muchos obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y fieles laicos lo vienen haciendo de modo permanente y también con gestos especiales, y son cada día más también los que, a pesar de las dificultades del tiempo que estamos atravesando, se incorporan como voluntarios para dedicar su tiempo en las diferentes organizaciones de la Iglesia, al servicio de la caridad y de las personas que más lo necesitan.

La red de Cáritas en España está constituida por unas 6.000 Cáritas parroquiales, 68 Cáritas diocesanas y sus correspondientes Cáritas regionales o autonómicas. Cuenta en la actualidad con la colaboración de casi 65.000 voluntarios que suponen la base fundamental del trabajo de la institución.

Comentarios