La Lonja de Binéfar recuerda que 2012 fue un año duro para la ganadería con altos costes y bajo consumo

Previa Sesión de Lonja del miércoles 27, en la Lonja Agropecuaria de Binéfar se realizaba la presentación de la “memoria anual 2012” a todos los socios y clientes asistentes al acto. Éste consistía en informar de los datos de precios, estadísticas, comentarios,  subidas y bajadas de precios que aparecen en la revista. Se destacaba la utilidad de la Memoria como una herramienta imprescindible para la toma de decisiones en el sector agroganadero, ayudando a aumentar la viabilidad de las explotaciones en un sector tan competitivo como el actual.

El año 2012, fue un año muy complejo para los sectores ganaderos, donde los altos costes de producción se mantuvieron con unos precios elevados. También fue un año en el que los precios de venta de animales estuvieron por encima de la base del histórico de la Lonja, que se remonta a 1978, con la salvedad del porcino y el lechón que superó el precio actual en el 2001.

En el ganado vacuno, -mesa de precios de referencia nacional-, además de las oscilaciones de los precios se han estudiado las variaciones de los precios en función de los datos estadísticos que aportan los mataderos colaboradores con la Lonja, con los sacrificios semanales y los pesos medios. Otro punto que aparece en el apartado del vacuno, son los censos a nivel de Aragón donde ha habido una recuperación del censo desde  2008, pero todavía muy lejos de los censos alcanzados en el 2007.

En los cereales los precios del 2012 fueron elevados, muy por encima del 2007 y 2008, cuando se alcanzaron precios máximos.

También se hizo mención al bajo consumo de carne del 2012, sobre todo en corderos y vacuno. La situación económica del país mantiene la demanda en mínimos históricos, obligando al sector productor ganadero a dar salida a los animales a través de la exportación. En el vacuno el principal mercado fue Líbano, pero también se realizaron envíos a Argelia y a Libia.

Los asistentes valoraron muy positivamente la utilidad de la Memoria.

Comentarios