Las viseras de la A-139 tendrán que esperar pero se trabajará en la seguridad de la vía

El acceso a los Llanos del Hospital no contará, de momento, con las viseras necesarias para frenar la caída de aludes y de piedras. La situación económica no ayuda a ello, y además, parece ser que el tramo final de esta vía no se incluyó en los informes de carreteras en las que actuar que la Comarca de la Ribagorza debe elaborar para la Red de Carreteras. Sí que se va a trabajar en medidas preventivas para asegurar la seguridad de quienes circulen por este tramo carretero de la Ribagorza.

Audio sin título
Audio sin título

Manuel Mora, concejal del Ayuntamiento de Benasque, se mostraba satisfecho tras la reunión por las medidas en las que se va a empezar a trabajar. Entre ellas, destaca un mejor sistema de señalización y de cierre de la vía, así como la posibilidad de un control más centrado en la zona con la digitalización de todos los datos referentes a las dos canales importantes en las que suelen registrarse los aludes.

Además, también se creará un grupo local de asesoramiento que complementará la información digitalizada y que tomará la decisión de si se abre o no la carretera. Gracias a esta nueva tecnología se podrá conocer con seguridad el riesgo de aludes real de estas dos zonas en concreto. Otra de las medidas será la colocación de semáforos con sensores de movimiento que se pondrán en rojo en el caso de que se detecte la caída de nieve.

Mora, explicaba que, no se sabe por qué este tramo carretero no está incluido en ese informe y confía en que haya sido un despiste. Por ello, ahora, desde el consistorio benasqués se trabajará para presentar las alegaciones pertinentes y que la Red de Carreteras cuente con la información suficiente para poder trabajar en este tramo de la A-139.

En la reunión estaban presentes el consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes, el director general de Carreteras, el concejal del Ayuntamiento de Benasque, representantes de la Fundación Hospital de Benasque así como de la AEMET.

Comentarios