La CHE finaliza las obras de restauración en la margen izquierda del río Bellos, en Escalona

Escalona

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha finalizado los trabajos de estabilización de la defensa existente en la margen izquierda del río Bellos, en la población de Escalona, en el término municipal de Puértolas. La actuación ha supuesto una inversión de 87.000 euros con cargo a los presupuestos del Organismo. El objetivo de este proyecto ha sido la regeneración de un tramo de la defensa de la margen izquierda del cauce afectada por las crecidas registradas en 2011, que desestabilizaron parte de la escollera. Esta presentaba tramos desaparecidos o dañados; losas de piedra dispersas por el cauce y desperfectos en la mota.

Para reparar la defensa, se han recuperado los elementos dispersos; se ha demolido la escollera de hormigón; se han limpiado las piedras para facilitar su reutilización y se ha construido una rampa de acceso al cauce y dos defensas, una a cada lado de la rampa.

La zona de actuación tiene 77 metros de longitud; se sitúa en una zona casi urbana, donde el río cruza la carretera A-138 y entre dos puentes (el antiguo y el surgido de la variante) y concentra una red de caminos, calles y bajadas al cauce. La defensa existente en este tramo protege, así, la margen izquierda, la mota,el estribo del puente y los accesos a la amplia superficie existente entre el río y el núcleo de Escalona.

En concreto, las dos nuevas defensas colindantes a la rampa de bajada al cauce consisten en un revestimiento de piedra sobre una base de hormigón en las zonas contiguas al cauce y en una base de hormigón y un talud, en los tramos fuera de él.

El pavimentado de la rampa y del camino sobre la coronación de la mota es de hormigón, excepto que este último tiene una banda de piedra de un metro de ancho en el lado que da al río. El proyecto ha incluido también la construcción de un muro en el origen de la defensa que da al cauce; la prolongación y sustitución de aliviaderos de saneamiento; tuberías y arquetas para alumbrado y la reposición de caminos y desagües.

Este proyecto se integra en las actuaciones de conservación de cauces que la Confederación Hidrográfica del Ebro desarrolla en toda la Cuenca para detectar zonas potencialmente peligrosas y mediante la limpieza de márgenes, riberas y cauces, mejorar la capacidad de desagüe del río y en caso de avenidas, evitar afecciones a poblaciones e infraestructuras.

Comentarios