“No sé cómo lo tienen los hombres, pero las mujeres, muy difícil”. Alba Urdiech, un caso ejemplar

El Día de la Mujer es un día para reivindicar derechos y denunciar las dificultades por las que pasan algunas personas por su condición femenina. El caso de Alba Urdiech es ejemplar. Con 48 años ha sacado adelante una familia de 7 hijos, uno de ellos con un 90% de discapacidad, y lo ha hecho completamente sola. Lo ha conseguido, pero recuerda que la justicia, los servicios sociales o la sociedad en general no le han sabido ayudar. Ahora echa la vista atrás y con la fuerza que le caracteriza lanza un mensaje de optimismo.

Para Alba Urdiech la crisis y la austeridad no son palabras nuevas, le han acompañado toda su vida. Los helados en verano son sólo para los sábados y sus 7 hijos han crecido cuidándose unos a otros. Cuando le preguntas por lo más difícil te habla de la falta de comprensión de la sociedad.

Desde su divorcio hace 11 años la justicia no ha conseguido que su marido le pase la pensión, se declara insolvente, los servicios sociales llegaron a decirle que tendrían que quitarle la custodia porque debía elegir entre trabajar y tener tiempo para cuidarlos. Ha trabajado toda su vida en servicios de limpieza y ahora cuida a una persona con Alzheimer. "He tenido mucha suerte", señala, ya que "nos hemos juntado dos familias con necesidades que se complementan. Por un lado yo puedo trabajar y tener a mis hijos conmigo, y por otro esa personas no está sola y mis hijos llenan de vida su casa".

Ha conseguido sacar adelante su situación y algunos de sus hijos ya están independizados o estudiando en la Universidad. Es el caso de su hijo mayor, que comenzó estudiando un módulo para conseguir un trabajo y ahora estudia ingeniería. Antes de ello tuvieron que hacer cuentas "sin contar con becas", pero vieron que podían hacerlo. A la sociedad le pide que eviten los juicios de valor, y a las instituciones ayudas reales.

El de Alba y su familia es un ejemplo de superación y una inyección de optimismo, porque lo ha conseguido, pero quedan otras muchas mujeres solteras detrás que necesitan el apoyo de un Estado del Bienestar. Para ellas ha contado su experiencia.

Casos como el de Alba están retratados por el fotógrafo Álvaro Calvo en la exposición que cada año organiza la Asociación de vecinos del barrio María Auxiliadora con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Comentarios