Fallece José Mora, Vicario Judicial de la diócesis de Barbastro-Monzón

Feria de la Candelera , Don José Mora

En la madrugada de este sábado ha fallecido tras una larga enfermedad el sacerdote, José Mora Pellicer (7-10-1930, Castejón de Sos), Vicario Judicial y presidente del Cabildo Catedralicio. José Mora, de 83 años de edad, fue durante muchos años profesor en el colegio Seminario Diocesano “la Inmaculada” y profesor tutor de la UNED de Barbastro. José Mora era una persona muy apreciada en la diócesis de Barbastro-Monzón. El funeral tendrá lugar este domingo a las 17:00 horas en la Catedral de Barbastro.

El obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, explica que el fallecimiento de José Mora supone “dolor y agradecimiento”. Milián destaca que supone dolor por la pérdida de un sacerdote que ha realizado “servicios importantes en la vida de la diócesis”.

Alfonso Milián se muestra muy agradecido por todo el trabajo que ha desarrollado puesto que siempre “ha servido a la diócesis con mucha entrega y sabiduría”.

El sacerdote, José Mora Pellicer, nació en Castejón de Sos, 17 de octubre de 1930. Cursó sus estudios eclesiásticos en los seminarios de Huesca, Lérida y Barbastro, siendo ordenado sacerdote en esta ciudad el día 20 de junio de 1954, junto a otros ocho compañeros.

Comenzó su ministerio sacerdotal en las parroquias de Bisaurri y su Grupo Parroquial de San Feliu de Veri, San Martín y Gabás. En octubre de 1956, fue nombrado ecónomo de Estada y, dos años después, ecónomo de Naval y Grupo Parroquial.

Su actividad sacerdotal se ha centrado principalmente en la ciudad de Barbastro, donde ha ejercido de encargado de la Parroquia de la Asunción y ha estado adscrito a la parroquia de San Francisco de Asís. Ejerció de Capellán del Cuartel Militar y Consiliario Diocesano de las Mujeres de Acción Católica.

Ejerció la docencia como profesor de derecho canónico en el seminario diocesano y posteriormente en el colegio La Inmaculada, así como en la UNED de Barbastro. Simultaneó este servicio con la atención pastoral en la Curia Diocesana, donde ha desempeñado parte de su ministerio, desde el día 3 de abril de 1971, fue nombrado Notario Mayor. Años más tarde, Fiscal y Defensor del Vínculo, y desde el día 14 de julio de 1979, Vicario Judicial.

Ha formado parte de los Consejos de Diocesanos de Presbiterio, de Asuntos Económicos y del Colegio de Consultores. Ha tenido un papel relevante en los procesos referidos a los mártires diocesanos. Así, fue designado Presidente de la Comisión para la recuperación de los restos de los sacerdotes mártires; Presidente del Tribunal Diocesano para examinar los aspectos teológicos de los escritos de Don Florentino Asensio Barroso, el Obispo mártir, en su Proceso de Beatificación. Promotor de Justicia en el Tribunal Diocesano para la Causa de Beatificación de Ceferino Jiménez Malla, “El Pelé”. Así mismo, Promotor de Justicia en el Tribunal Diocesano para la Causa de Beatificación de los Monjes Benedictinos del Monasterio del Pueyo.

Comentarios