El alcalde de Sahún pide que se revisen los proyectos de las depuradoras en el Pirineo

Ramón Latorre, alcalde de Sahún, insiste en que el Plan de Depuración de Aguas de los Pirineos es insostenible. Afirma que los proyectos de depuradoras se crearon en un momento muy diferente al actual y que por ello es necesario hacer una revisión de ellos. En su caso, el Instituto Aragonés del Agua hizo una previsión de que, en 2014, la localidad contaría con 10.000 habitantes (sumando también las segundas residencias) cuando, en la actualidad, están censados 328 vecinos, cincuenta menos que en 2008 cuando se comenzaron a hacer las estimaciones. Por ello considera que la depuradora que está previsto instalar en su término municipal y que depurará las aguas de Benasque es desmesurada. Latorre explica que la solución no pasa por la construcción de macrodepuradoras que acabarán siendo inviables, sino por la construcción de pequeñas depuradoras de filtro verde por decantación. Añade que, además, la creación de estas grandes depuradoras acarrea un importante gasto. Señala que la de Benasque está presupuestada en 9 millones de euros. Pero en especial le preocupa el precio que, una vez que funcionen, se tendrá que pagar. En la actualidad, cada vecino paga 60 euros por el canon de saneamiento a pesar de que el agua no se depura. El alcalde teme que si las depuradoras caen en manos privadas, el precio que tendrán que pagar será mucho mayor para que la infraestructura salga rentable.

Audio sin título
Audio sin título
Comentarios