El Plan Pirineos de depuración de aguas, después de Biescas trabaja ya en las depuradoras de Sallent y Panticosa

depuradoras aguas depuradoras Biescas

La estación depuradora de Biescas, una de las destacadas del Plan que ha estado desde el mes de julio en periodo de pruebas, ha sido inaugurada este miércoles, destacándose que la depuración de aguas del Pirineo va a estar a la vanguardia europea de la depuración. Se sigue trabajando para la financiación mediante un sistema de cooperación público-privado, de manera que las empresas concesionarias adelantan la inversión para su construcción y explotación. Se han planificado cuatro depuradoras para cubrir el Pirineo con una población de más de 20.000 habitantes. Ha comentado el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Modesto Lobón.

En la propia depuradora de Biescas, situada en el kilómetro 506 de la N-260, el director del Instituto Aragonés del Agua, Alfredo Cajal, ha informado con relación a la depuración de aguas de Aragón se han eliminado 54.000 toneladas de materia orgánica y se han recogido más de 2.000 toneladas de basuras. Precisando que en 2004 se planificaron un tipo de depuradoras, con relación a un crecimiento urbanístico que se presentaba en muchas poblaciones. Ahora en muchos casos no se ha dado por la situación económica, por lo que se adaptan los proyectos a la realidad actual de habitantes y las que se han construido “las debemos asumir, aunque sean sobredimensionadas”.

Inicialmente el Plan Pirineos comprendía 297 actuaciones en 292 núcleos de población para la depuración integral de las cabeceras de los ríos pirenaicos, con un inversión de 350 millones de euros durante 20 años. Las obras de este plan las ejecuta el Instituto Aragonés del Agua y se privada, el de concesión de obra pública, de manera que las empresas concesionarias adelantan la inversión para su construcción y explotación.

El alcalde Luis Estaún destacaba que “además de la planta de Biescas, se han construido otras auxiliares de menor tamaño en localidades como Oliván, Escuer y Orós, para atender una población de 12.000 habitantes, con la creación de 4 puestos de trabajo en la planta y 7 indirectos”. Siendo en el caso de Biescas, con un presupuesto de 7 millones de euros, que el recorte del plan no le ha afectado porque se dieron todo tipo de facilidades al IAA, algo que no ha ocurrido en otros municipios que se ha complicado el tema.

En abril se van a licitar nuevos proyectos de depuradoras, como es el caso del Matarraña.

Comentarios