El dueño de la parcela junto al río Gas de Jaca dice que 'hablar de pelotazo urbanístico es un error'

Carlos Javier Rial, propietario de la finca junto

El empresario constructor Carlos Javier Rial, propietario de la finca junto al río Gas de Jaca donde pretende desarrollar un proyecto turístico que recientemente el PSOE de Jaca calificaba de ‘pelotazo urbanístico’, ha querido explicar los criterios que va a seguir el proyecto, que de momento debe ser aprobado por las administraciones y que, según palabras del propio constructor, ‘cumple escrupulosamente la ley’. La idea del empresario es hacer un complejo exclusivo de casas, cuya característica más importante es la singularidad arquitectónica y paisajística. La inversión estaría entre los 3 y los 4 millones de euros.

Rial, gallego, pero afincado en Jaca, donde trabaja desde hace varias décadas, ha explicado varios puntos de este tema que tanta controversia ha creado en la ciudad. Por una parte, y en cuanto a la no recalificación del terreno, una finca rústica no urbanizable, ha dicho que ‘en este tipo de fincas hay una zona en la que no se puede construir y se respetará, pero hay otras partes en las que la ley deja que se urbanice’.

Sobre el aprovechamiento medio que debería pagar al Ayuntamiento, según Rial, ‘no se debe pagar puesto que no hay recalificación residencial’. El constructor ha insistido en que el anteproyecto se encuentra en todas las administraciones necesarias que deben ser las que decidan si se lleva adelante o no. Pero ha repetido varias veces que ‘cumple la ley’.

También, ha desmentido que quiera hacer competencia a los hoteles de la ciudad, puesto que serían solo casas, nada del sector de restauración. La idea de Rial es hacer un ‘complejo exclusivo de varias, entre 20 y 30, casas diferentes arquitectónicamente y con una singularidad paisajística exquisita’.

Las construcciones irían acordes con el entorno, y es que una de las cosas que más preocupa a Carlos Rial es el paisaje. Para ello cuenta con un equipo de Lisboa, con el que espera, si el proyecto sale adelante, conseguir que el paisaje de la urbanización sea único’. El público al que irían dirigidas estas construcciones, serían personas de alto poder adquisitivo, un tipo de turismo que se quiere captar para la zona. Rial apuntaba a un proyecto único para atraer a personas a nivel nacional, pero también internacional, un público, ha dicho, ‘que habitualmente no vienen aquí, pero les vamos a dar razones para que lo hagan’.

Comentarios