El trasplante es la principal esperanza de cientos de enfermos de riñón

En Aragón unas 600 personas acuden a diálisis periódicamente, y sólo 100 de ellos optarán a un trasplante que evite esa rutina y mejore sus condiciones de vida. Por ello, la asociación ALCER sigue reivindicando mejorar los datos de trasplantes de éste órgano. La hemodiálisis es el seguro de vida de los que no están trasplantados, pero un nuevo riñón es la esperanza para todos ellos.

Los que no están trasplantados cada semana deben acudir varias veces a limpiar su sangre mediante diálisis. Aproximadamente son un centenar y medio en la provincia de Huesca. Acuden a cuatro puntos, el hospital San Jorge, el de Barbastro, el de Jaca y el de Lérida para los enfermos de riñón de La Litera.

Son sesiones de unas 4 horas y además la calidad de vida de quienes necesitan diálisis sufre porque casi no pueden beber líquidos.

El transporte para diálisis es gratuito en Aragón

Desde la asociación ALCER reconocen el esfuerzo del Gobierno de Aragón por cubrir los costes del transporte, algo, que desde hace unos meses, no se costea en otras comunidades autónomas, donde se estableció un coste de 6 euros anuales.

La mayor parte de los trasplantes que se realizan en Aragón son de riñón.

El dato positivo más reseñable del año 2012 lo constituye mencionar que se produjeron 10 trasplantes renales con donante vivo relacionado, lo que supone el 17,2% de todos los trasplantes renales realizados en la Comunidad de Aragón, cifra que supera el objetivo marcado hace cinco años.

Durante el pasado año se llevaron a cabo en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza un total de 68 trasplantes renales, de ellos 58 con donante cadáver, un 8% menos que en 2011. La segunda cifra más elevada de trasplante renal desde el comienzo del programa en el año 1986, en la actualidad, este programa lleva realizados 1.297 trasplantes renales.

Hablar con los familiares sobre el deseo de cada uno es clave. Esto permite que, posteriormente, la familia pueda estar segura al tomar la decisión que más se acerca a la voluntad del donante. La vida de muchas personas que están en lista de espera para recibir un riñón depende de la actuación de estas familias.

Comentarios