UAGA presenta al Consejero de Agricultura más de 3.000 alegaciones a las medidas agroambientales

Tras recibir las resoluciones los solicitantes de la PAC, de la Dirección General de Producción Agraria y de la Dirección General de Medio Natural relativas a la reducción de las subvenciones en materia de indemnización compensatoria básica, indemnización compensatoria de montaña y ayudas agroambientales, dentro del plazo marcado, UAGA ha tomado, como acción sindical, la decisión de presentar masivamente alegaciones, tanto como organización como de sus afiliados.

Según las resoluciones que están recibiendo los agricultores y ganaderos afectados, se les indica una reducción en el pago de la prórroga de compromiso en 2012 sin previo aviso y sin justificación sobre el fondo, de forma que ayuda ha sido reducida de manera muy elevada.

Esa reducción de superficie de número de unidades totales a pagar, supone también una reducción drástica de ingresos en las explotaciones agrícolas y ganaderas de la comunidad autónoma de Aragón. Hemos de señalar que el acceso a este tipo de ayudas exige unos mayores costes para el agricultor (tanto de pertenencia a entidades de certificación, como de costes de producción); para compensar estos costes se instauran las ayudas. Pues bien, los costes se siguen manteniendo, mientras que la ayuda se ha reducido.

UAGA considera que se vulnera el principio de confianza legítima de agricultores y ganaderos en la acción administrativa, ya que la falta de diligencia administrativa, que no ha previsto suficiente partida presupuestaria durante la presente campaña, para asumir todas las obligaciones ofertadas. Habiendo cumplido con todas las exigencias normativas impuestas, debe la Administración cumplir con su parte en el procedimiento, consignado las partidas económicas necesarias. UAGA manifiesta que reducir la partida presupuestaria y mantener el nivel de exigencia y de compromiso para el agricultor, supone por ende una absoluta indefensión para el profesional.

Así mismo la organización considera que las Ayudas por ICB son un instrumento fundamental para contribuir al uso continuado de las tierras de interés agrario, a la conservación del campo, al mantenimiento e impulso de sistemas agrícolas sostenibles respetuosos con el medio ambiente y al mantenimiento de la población rural.

Además se trata de las únicas ayudas que verdaderamente llegan a los profesionales del sector, por lo que debe hacerse un especial esfuerzo por parte de los poderes públicos en el mantenimiento de su importancia presupuestaria. UAGA considera que las medidas agroambientales son las únicas que compensan al sector de la labor medioambiental que realiza, en beneficio del medio ambiente, del paisaj y de toda la sociedad.

Dada la importancia que tiene este tipo de ayudas para la economía familiar agraria de la comunidad Autónoma de Aragón, desde la Consejería se tendrían que seguir manteniendo con un nivel de apoyo del 100% de la ayuda, como ya realizan otras Comunidades Autónomas. Descender en el nivel de ayudas supone reconocer un fracaso de la política agroambiental y un riesgo de abandono de dichos compromisos agroambientales en Aragón.

UAGA exige al Departamento de Agricultura que admita los recursos y acuerde el pago de la totalidad de las ayudas solicitadas por los agricultores y ganaderos.

Comentarios