Desengaño 38 ya no es un solar vacío, es un parque para los vecinos

Tras meses de preparación, la colaboración de más de cien voluntarios y semanas de trabajo “pico y pala”, este sábado se inauguraba el primer solar regenerado con el proyecto del equipo Re-Gen. El acondicionamiento ha tenido “presupuesto 0” y se ha llevado a cabo con las horas de trabajo de los voluntarios y el apoyo logístico de veinte empresas de la ciudad.

Son los propios vecinos quienes han convertido este solar en un espacio de ocio. Unas cien personas han participado para dar ideas, proponer actividades para el futuro o limpiar, picar, construir mobiliario urbano y revestir paredes.

No se han pagado horas de trabajo ni se ha comprado material. El trabajo lo aportaban los voluntarios en su tiempo libre del fin de semana. Muchas empresas han cedido y regalado material a cambio de publicidad en el blog de Re-Gen y su mención en un cartel que puede verse en el solar.

El trabajo no acaba aquí, la idea es que Desengaño 38 sea, además de un espacio de ocio, un entorno para actividades.

Este solar no será el único rehabilitado con ésta fórmula de participación. Los siguientes serán los números 3 y 9 de la calle Quinto Sertorio, entre la plaza del ayuntamiento y la del museo provincial.

Tendrán un carácter diferente al de Desengaño 38. Todavía falta por concretar el proyecto, pero sí saben que cumplirá un objetivo de divulgación de la cultura y la historia.

El equipo de Re-Gen confía en conseguir que otros solares del casco histórico de Huesca cambien su imagen y estén abiertos a la ciudad. Desengaño 38 es sólo el primero. En esa zona, donde no hay parques ni espacios de ocio, pequeños y mayores tienen ahora un espacio de descanso, de juegos tradicionales y un mirador.

Se trata de un solar de propiedad privada que ha sido cedido por el propietario. Desengaño 38 estará abierto desde este lunes.

Comentarios