Los actos del VIII Centenario de la Batalla de Muret se retomarán en septiembre

Una pequeña comitiva montisonense volverá a desplazarse hasta Muret el próximo mes de septiembre, para participar en el Congreso “El tiempo de la batalla”. Estas jornadas se enmarcarán en los actos conmemorativos del VIII Centenario de la Batalla de Muret. Una programación que adquiría su punto álgido durante los últimos días, con la semana de Pedro II de Aragón, en la que también participaba una delegación llegada desde la capital ribereña.

El balance fue muy satisfactorio. Unos 130 montisonenses se desplazaban hasta la ciudad francesa hermanada. El Ayuntamiento estaba representado por la alcaldesa, Rosa María Lanau, y la concejal de Cultura, Marisa Mur. La primera edil mostraba su agradecimiento a todos los muretanos y montisonenses que en estos años han cruzado la frontera, para intercambiar experiencias y estrechar lazos de amistad.

En la exposición dedicada a la batalla en la que murió el rey aragonés (padre de Jaime I) la aportación montisonense fue variada: desde cuadros y esculturas de la Escuela de Arte y la Asociación Libélula, libros y documentos de la biblioteca de CEHIMO, hasta fotografías del Grupo Fotográfico “Apertura” y los gigantes de cartón piedra de la Asociación “Peña El Carrasquizo” o los trajes del grupo de teatro “Trotamundos”.

El sábado, a pesar del ligero viento, brillaban con luz propia el Carnaval Medieval y la escenificación de la obra “Un trono templario”, a cargo del grupo Trotamundos. Para colaborar en el desfile y la obra, viajaba a Muret una banda de 50 bombos y tambores (músicos habituales en las bandas de las cofradías de Semana Santa, reunidos exclusivamente para esta ocasión).

La cena de hermandad la sirvió Cáterin Canela, y tenía como base las judías y el cordero. Los expedicionarios valoraban “el extraordinario ambiente de convivencia y amistad”. La mayoría dormía en casas particulares, y algunos en un albergue. La cena y la comida en una carpa todavía daban más calor a las dos jornadas. “Realmente, hubo conexión”, dijeron los responsables de la organización.

Pasada la semana de Pedro II, en septiembre volverá a Muret una delegación montisonense. Ahí, participarán en dos o tres días de conferencias en torno a la cultura, la religión, la vida económica y el arte del momento histórico, y sobre la propia batalla. CEHIMO colabora en la preparación del guión.

Comentarios