Nuevas adhesiones al Manifiesto de Fraga-Tamarite en apoyo a la Nueva Ley de Lenguas

Los Comités y Asambleas Locales del Partido Aragonés (PAR) de Altorricón, Peralta de Calasanz y Monzón, en el Altoaragón, y de la Codoñera y La Cañada de Verich, en Teruel, se suman al llamado Manifiesto de Fraga-Tamarite en apoyo a la nueva Ley de Lenguas y a la lengua aragonesa con sus modalidades.

Mediante dicho documento, los siete Comités y Asambleas Locales del PAR quieren hacer público su total apoyo a la modificación de la Ley de Lenguas de Aragón emprendida por el ejecutivo autonómico, que será aprobada próximamente por las Cortes de Aragón. Del mismo modo, rechazan las enmiendas presentadas por PSOE, CHA e IU, por considerarlas partidistas e interesadas contra el aragonés y sus modalidades.

Las citadas agrupaciones locales recuerdan las distintas modalidades de la lengua aragonesa establecidas en la zona oriental (fragatino, literano, chapurreat, chapurriau, ribagorzano…), las que denominan como “hablas genuinas de las comarcas orientales”.

Consideran que la anterior Ley de Lenguas las había condenado a su extinción, mientras que con la actual, se reconoce “la lengua aragonesa propia del área oriental de la Comunidad Autónoma con sus modalidades lingüísticas”. Añaden, además, que las modalidades de la zona oriental quedan protegidas oficialmente como el resto de modalidades lingüísticas del aragonés.

Del mismo modo, desde los Comités y Asambleas del PAR de estas siete localidades piden a las instituciones aragonesas que se apruebe cuanto antes esta modificación de Ley de Lenguas, y que las entidades que se creen a posteriori para desarrollar la Norma legal, sean representativas y aceptadas por los hablantes maternos del aragonés y sus modalidades.

Finalmente, se comprometen a seguir trabajando por el aragonés y sus respectivas modalidades, y desean que “determinados político-lingüistas que hasta ahora han apostado únicamente por sus propios intereses así como por los intereses de otros territorios foráneos a Aragón dejen de intentar imponer lenguas ajenas y apoyen el sentir aplastantemente mayoritario de los aragoneses reflejado en la nueva Ley de Lenguas”.

Concluyen acusando a PSOE, CHA e IU de que con sus enmiendas quieren imponer la lengua catalana en la zona oriental de Aragón y de eliminar la lengua aragonesa y sus modalidades propias de las comarcas orientales.

Comentarios