UPA Aragón avisa de que ahora empieza la verdadera negociación de la reforma de la PAC

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Aragón (UPA Aragón) ha valorado el acuerdo alcanzado por los ministros de Agricultura de la Unión Europea sobre la PAC, que entrará en vigor en 2014. La organización agraria reconoce que la posición alcanzada no es mala, aunque todavía queda mucho por decidir. Advierten de que ahora empieza la verdadera negociación.

UPA destaca, como uno de los puntos más importantes que marcarán la aplicación de la futura PAC, el triángulo formado por la definición del agricultor en activo, las hectáreas admisibles y la actividad mínima, estableciendo además un techo de ayudas que permita que la PAC se destine a los verdaderos profesionales del campo y no a los agricultores de sofá.

En relación con los pagos directos, el Consejo ha propuesto limitar la superficie potencialmente elegible a la declarada en 2011, lo que evitará la ampliación desmesurada de hectáreas que propuso la Comisión Europea, y que reduciría el pago por hectárea de forma preocupante.

Por otro lado, UPA Aragón ha resaltado que será vital el trabajo que realice cada Estado Miembro en la definición de sus regiones productivas, pues determinarán de forma importante el importe final de la ayuda. Creen que la nueva PAC dará discrecionalidad a los estados para concretar numerosos aspectos de la legislación.

Por lo que respecta a las ayudas asociadas (vinculadas a la producción), y frente a la oposición de algunos países, los ministros han acordado incrementar del 10% al 12% el porcentaje que los países pueden conceder directamente sin solicitar permiso de la Comisión Europea a sectores concretos como la ganadería. UPA ha manifestado su preocupación por que el Consejo no haya incrementado la lista de sectores que pueden recibir ayudas acopladas.

El Ministerio de Agricultura español ha anunciado que presentarán, junto a otros diez países, una carta para solicitar que en las negociaciones pueda incrementarse ese 12%. En el caso de nuestro país parece que el límite será del 13,5%, dado que España ha mantenido ese porcentaje en 2011.

El acuerdo del Consejo de Ministros de Agricultura ha mantenido abierto uno de los cambios más importantes de la futura reforma de la PAC, como es las definiciones de agricultor en activo, hectárea admisible y actividad mínima.

Y finalmente, para UPA, la gran olvidada de la reforma de la PAC sigue siendo la ganadería sin tierra asociada. La organización ha criticado que “parece que han vuelto a olvidarse de la modelo productivo mayoritario en la ganadería en España”, que es la explotación sin demasiada tierra asociada y que en la reforma podría perder las ayudas que percibe.

Comentarios