Una paciente denuncia un doble error médico con su caso y el de su marido

Una mujer vecina de Lanaja ha presentado una denuncia a través del Defensor del Paciente en Aragón por dos casos de “negligencia médica” que supuestamente han padecido en su familia en el Hospital San Jorge de Huesca. Por un lado, argumentan que su marido “no fue tratado debidamente” por una infección respiratoria y falleció en 2008 y por otro, ella misma, que por dichos errores médicos se le extendió un cáncer de útero.

Audio sin título

En el caso de su marido, la familia inició una reclamación administrativa por deficiente tratamiento médico y el Gobierno de Aragón dictó resolución manifestando que la causa de su fallecimiento era la enfermedad neuromotora (ELA) que tenía el paciente.

Sin embargo, los defensores argumentan que ello no es correcto, porque dicha enfermedad le fue diagnosticada tan sólo dos meses antes de su fallecimiento, lo que evidencia que no pudo ser la causa, por sí, de la muerte. Señalan que la ELA produce un deterioro muscular progresivo en el paciente, que poco a poco, le incapacita para su actividad tanto laboral como diaria, hasta el punto de morir. Sin embargo, ello se va produciendo durante varios años de vida del paciente, en los que se va debilitando. Otra cosa es que, a un enfermo de ELA, apuntan, no se le trate debidamente una infección respiratoria como es una neumonía. Concluyen que “esto es lo que realmente ocurrió y la verdadera causa del fallecimiento”. En la actualidad el caso está pendiente de sentencia en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

En el caso de la esposa, María Gracia Mozos, fue diagnosticada de cáncer de útero y ovario, fue vaciada en el Hospital San Jorge de Huesca en el año 2010. Con seguimiento en consultas externas del mismo hospital. Le pusieron quimioterapia, pero no radioterapia, pues dijeron que no era necesario. Hasta el 2012 no hubo problemas, continuando con las consultas externas en el hospital. Pero en el mes de marzo comenzó a sangrar por la vagina y acudió al hospital donde aseguran que los médicos restaron importancia a la dolencia. La mujer siguió sufriendo estos sangrados y en un viaje fue atendida en un hospital de Ciudad Real donde le dijeron que se debía a la reproducción del cáncer y la operaron inmediatamente de un tumor maligno.

Por este motivo, la paciente interponía una reclamación administrativa contra el Gobierno de Aragón por considerar que no ha sido debidamente tratada, lo que provocó que se le extendiera.

ESCUCHA AQUÍ LA ENTREVISTA A LA AFECTADA

Comentarios