Comienza una temporada difícil para los alérgicos. Se duplican las gramíneas

Chopos, pelusa, Paseo de las Autonomías, alergias

Muchos alérgicos ya habrán notado que esta primavera se augura difícil. Las lluvias de este invierno y el calor que está haciendo en los últimos días favorecen la germinación y por lo tanto la concentración de polen en el aire. Una de las alergias más comunes en nuestra región es al ciprés, que ya está polinizando y cuyos alérgicos están notando los síntomas más fuertes que otros años.

Audio sin título
Audio sin título

Picor de ojos, mucosidad constante, picor nasal o incluso crisis asmáticas son los molestos síntomas de un alérgico. Los sufrirán los más de 50.000 aragoneses tienen alergia al polen. Una vez que aparece es difícil librarse de ella, pero los expertos recomiendan algunas pautas de prevención para los bebés.

Si la familia tiene antecedentes alérgicos es preferible que la lactancia materna se alargue hasta el décimo mes y también evitar la ingesta de los alimentos más alérgenos hasta el año de vida. Entre estos alimentos, el alergólogo José Antonio Compaired destaca el pescado, los huevos o las legumbres.

Si siguiendo las recomendaciones de evitar los elementos que nos producen alergia no hay una mejora, se deben tomar medicamentos para los síntomas, como son los antihistamínicos, si aun así la alergia es insoportable se recomienda la vacunación, que debe realizarse semanas antes de la llegada de los síntomas.

Cada vez más frecuentes

Desde los primeros casos de alergia al polen que se detectaron hasta nuestros días la incidencia se ha multiplicado exponencialmente. En los años 80 apenas el 10% de la población era alérgica, en nuestros días se barajan cifras del 25% y si continúa esta progresión se prevé que dentro de 20 años la mitad de la población será alérgica a algún componente.

Hay dos teorías que lo explican esta realidad, una por la mayor higiene de la sociedad y otra por la polución.

Comentarios