La devoción, los almuerzos y el floclore volverán a marcar el Día de la Alegría

El Concejal de Festejos del Ayuntamiento de Monzón, Javier Vilarrubí, daba a conocer la programación prevista por el Patronato para este Lunes de Pascua, Día de la Alegría; una de las fiestas con mayor arraigo y tradición en la ciudad.

Audio sin título
Audio sin título

Como viene siendo habitual en los últimos años, a las 8.00h tendrá lugar la apertura del Camino del Romero, hacia la Ermita de Nuestra Señora de la Alegría. El punto de partida estará frente a las pistas de atletismo. Ahí, se repartirá a los romeros un vasito de vino o refresco y Magdalenas Heras.

A las 9.00h ya se celebrará la primera de las misas en la ermita, y a partir de las 10.15h., comenzará el reparto de longaniza de La Puebla de Castro con pan y roscón, en el entorno de la Alegría, como explicaba Vilarrubí. En total, se repartirán más de 150 kilos de longaniza seca, 200 roscones y 150 barras de pan. También habrá productos aptos para celiacos, tanto en la Ermita, como en el camino.

Además, y como novedad este año, se quiere instaurar un producto típico para el Día de la Alegría. Se trata del bastón del peregrino, elaborado por la pastelería Canela. Es un producto de masa de brioche, hecho con mantequilla; tiene forma cilíndrica y alargada, y guarda similitud con los tradicionales bastones. Habrá de dos sabores: dulce (relleno de chocolate) y salado (con chorizo). Estos productos podrán adquirirse en el puesto que se habilitará para la ocasión en el entorno de la Ermita por tan solo 1 euro.

Tampoco faltará la música y danza. Correrá a cargo del grupo Aires Monegrinos, cuya actuación se complementará con los almuerzos que, sobre el mediodía, repartirán las peñas de la ciudad. Ya a las 12.00h., se oficiará la siempre multitudinaria Misa en honor a la Virgen de la Alegría. La última eucaristía se celebrará a las 18.00h.

Según explicaba el concejal de Festejos, van a intentar batir nuevos records en cuanto al número de peregrinos que realizan el Camino del Romero. Todo un reto, a juzgar por la cifra alcanzada el pasado año, que superaba las 6.500 personas.

A todas ellas se deben sumar los miles de montisonenses y vecinos que acuden a la Ermita en sus coches particulares o en los autobuses que, desde las 9.00h y hasta las 14.00, salen desde la Estación de Autobusés hasta el pie del cerro.

Comentarios