El PP altoaragonés valora positivamente sus programas de divulgación y de contacto ciudadano

La junta directiva provincial del Partido Popular respaldaba unánimemente los programas de divulgación y formación emprendidos por sus órganos directivos. En la reunión mantenida esta semana, los miembros de la junta conocían a través del presidente provincial, Antonio Torres, y de la secretaria general, Carmen Susín, aspectos significativos de la agenda +500, un programa de encuentros con militantes y simpatizantes que se ha prorrogado tras superar sus expectativas iniciales.   Fruto de esos encuentros, los cargos orgánicos e institucionales del PP han mantenido más de 900 entrevistas personales, en un clima de diálogo e intercambio de ideas. Si en su día el PP altoaragonés instauró una Oficina Parlamentaria en su sede, con el objeto de atender las consultas y sugerencias de los ciudadanos, el programa +500 ha llevado más allá ese concepto. Así, diputados provinciales, autonómicos y provinciales se han trasladado a los municipios para atender in situ a los vecinos. Como su nombre indica, el programa estaba previsto para municipios con más de 500 habitantes.   Sin embargo, por una iniciativa conjunta de la presidencia provincial y la secretaría general del PP aragonés, el programa se extendió a todo el territorio altoaragonés. Ello ha permitido explicar el programa reformista “popular” en escenarios bien distintos. Si en una de las sesiones celebradas en Huesca capital se llegaron a atender a 70 militantes y simpatizantes, todo el equipo se desplazó a un pequeño municipio de la provincia para entrevistarse con sólo dos vecinos.   El presidente provincial Antonio Torres señalaba que “al flexibilizar el concepto original hemos conocido las sensibilidades sociales desde perspectivas muy dispares, desde la capital al pueblo más pequeño, lo que nos ha reportado una información muy valiosa”.  HOMENAJE A JOAQUÍN PARICIO  La reunión de la junta directiva provincial se convirtió, de forma espontánea, en un acto de homenaje al que fuera alcalde de El Grado, Joaquín Paricio, fallecido la semana pasada. El propio presidente provincial destacó las virtudes humanas y la dimensión política de Paricio, del que Torres ha dicho “es un hombre insustituible que, por derecho propio, ya forma parte de nuestras señas de identidad”.     

Comentarios