De vacaciones al pueblo

Muchos son los motivos que están llevando a numerosas familias a retornar a sus lugares de origen para disfrutar de sus vacaciones o puentes festivos como es el de la Semana Santa. Aunque, sin duda, el económico es el principal. Hay que apretarse el bolsillo y una buena manera de hacerlo es optar por pasar más días en el pueblo.  Así se constata también en numerosas localidades de la provincia de Huesca donde la afluencia de descendientes es mayor que otros años. Es el caso de Lanaja, en la comarca de Los Monegros. Su alcalde, Armando Borraz, valora positivamente esta tendencia, por la vida que da a los pequeños municipios. Un fenómeno que también se ha notado en Ansó, en la Jacetania, donde incluso los fines de semana permanecen abiertas las casas de segunda residencia.   Y no sólo por vacaciones. Muchos son también quienes, cansados de la vida estresante de las grandes ciudades, han decidido rehabilitar y acondicionar la casa del pueblo para establecerse en él junto a su familia.   Ya sea por cuestiones económicas o laborales, o incluso por nostalgia, lo cierto es que cada vez es mayor la tendencia a retornar a los pueblos, al reencuentro con la familia y con los amigos de la infancia.  

Comentarios