El consejero de Medio Ambiente visita Bailín en plena polémica por su deterioro

Los vertederos de Bailín y Sardas almacenan los residuos peligrosos de lindano procedentes de la antigua fábrica de Inquinosa en Sabiñánigo, siendo uno de los focos de mayor envergadura de contaminación de suelos y aguas por pesticidas a nivel mundial.

Mientras arrecian las críticas por la inacción del Gobierno de Aragón en la resolución del problema, desde el departamento de Medio Ambiente se quiere proseguir en la línea de información y difusión del problema y de las actuaciones que se están llevando a cabo actualmente, así como las previsiones de trabajo en un futuro inmediato. Para ello se ha organizado una visita este miércoles 3 de abril, de todas las instituciones que de una manera u otra están relacionadas con este problema medioambiental, presidida por el consejero Modesto Lobón.

En esta visita se podrán conocer de cerca las singularidades de este tipo de residuos, los depósitos de almacenamiento y los problemas que generan, así como explicar las complejas tareas de descontaminación y control que se están realizando.

Recientemente el portavoz de CHA en la Comisión Medio Ambiente de las Cortes de Aragón, Joaquín Palacín, presentaba una iniciativa parlamentaria para instar al Gobierno de Aragón a tomar las medidas necesarias para proteger los acuíferos y evitar la llegada al río Gállego de los residuos de Inquinosa, acelerando el traslado de todos los residuos de los vertederos de Sardas y Bailín a la nueva balsa de Bailín.

Palacín mostraba su preocupación ante el retraso en el traslado de los residuos a esta nueva celda de seguridad de Bailín, infraestructura que fue entregada por la empresa adjudicataria de las obras hace más de un año y que ahora “se teme que la balsa se haya deteriorado al encontrarse durante tanto tiempo a la intemperie y además con el invierno tan duro que hemos tenido”.

Palacín afirmaba que pese al momento económico en el que nos encontramos, -solo el coste de control de los actuales vertederos supone 2,2 millones de euros al año-, y el alarmante informe de técnicos del propio Gobierno de Aragón, que califica esta zona como uno de los lugares más contaminados por pesticidas del mundo, obliga a destinar más medios para acelerar la descontaminación de los vertederos de Bailín y Sardas de Sabiñánigo, trasladando cuanto antes al nuevo depósito de seguridad de Bailín todos los residuos existentes.

Otras organizaciones como Ecologistas en Acción también han denunciado lo que consideran una “grave negligencia” en el tratamiento y traslado de los residuos de lindano en Sabiñánigo y señalan que la nueva celda de seguridad de Bailín sigue sin recibir ni un solo gramo de los residuos tóxicos de Inquinosa desde el viejo vertedero y después de 19 millones de euros gastados, la denominada “celda de seguridad” se degrada de forma palmaria.

Añade Ecologistas en Acción que “la historia de Inquinosa en Sabiñánigo es la crónica de la desfachatez criminal de una empresa sin escrúpulos y que las diferentes administraciones que han intervenido en el caso lo han hecho tarde, mal y con actuaciones cuajadas de despropósitos y medidas erróneas”

Comentarios