Medio centenar de niños con cáncer esquiarán en Formigal con programa “Un gorro, una ilusión”

Los días 5, 6 y 7 de abril unos cincuenta niños de todo el país vuelven al Pirineo aragonés para aprender a esquiar en Formigal. Se trata de una iniciativa de Aramón que acerca a los niños oncológicos el deporte blanco para seguir favoreciendo la recuperación de los chavales. Los niños de las Asociaciones de Padres de Niños con Cáncer de Jaén, Salamanca, Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Madrid o Albacete, tendrán la oportunidad de aprender a esquiar en las instalaciones de Formigal. El programa lleva el título de “un gorro, una ilusión” y se realiza por sexto año consecutivo.

El sábado por la mañana, el grupo impartirá clases organizadas especialmente para ellos, gracias a los monitores de la Escuela Española de Esquí. También disfrutarán de la animación infantil que la estación les tendrá preparada, con pinta caras y otros juegos al aire libre.

Varios monitores de Federación de Padres de Niños con Cáncer acompañan a los chicos en este viaje, para ayudar con la organización de las jornadas, además de algunos miembros del grupo de Scouts de Zaragoza, ASDE, que colaboran en la animación del fin de semana.

Pilar Ortega, presidenta de FEPNC (Federación Española de Padres de Niños con Cáncer) ha indicado que “este viaje supone para estos niños el vivir una experiencia única, tres días de independencia personal, de una mayor autoestima, en el que comparten que hay otros niños con la misma enfermedad como ellos”. Son ya seis ediciones de este viaje en el que se espera que, como cada año, el resultado haga honor al nombre del programa, y que los niños tengan ilusión por conocer el Pirineo aragonés y por aprender a esquiar, algo que les apoyará en su recuperación para luchar contra esta enfermedad.

Comentarios