COAG, UPA y Cooperativas plantean al Ministerio un documento estratégico en defensa de la ganadería extensiva

Con motivo de la presentación del informe “Análisis de los regímenes de ayuda en el sector ovino español 2006-2012 – Estrategias a impulsar” las organizaciones agrarias COAG y UPA y Cooperativas Agro-alimentarias han presentado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente un documento conjunto en defensa de la ganadería extensiva española. Bajo el título, “La fragilidad de la ganadería extensiva ante la nueva PAC 2014-2020”, el informe recoge 6 propuestas de futuro para el sector, con el objetivo de que se tomen en consideración en el proceso negociador de la futura PAC.

En primer lugar, se habla del Pago básico. Debería ser obligatorio que el receptor de la ayuda a superficie, que se corresponda mayoritariamente con pastos, tenga asociado a dicha superficie una carga ganadera mínima por hectárea de pastos que establezca el Estado Miembro.

También entienden que la ganadería extensiva debería considerarse como “verde por definición” dentro de un eventual componente verde de los nuevos pagos directos, tanto para los ganaderos con pastos propios o arrendados como para aquellos perceptores que, a través de algún tipo de vinculación contractual, cedan para dicha práctica las superficies de su propiedad declaradas en su solicitud de ayuda.

En tercer lugar, creen que la ganadería extensiva debería considerarse prioritaria en la percepción de los pagos acoplados. Reúne los requisitos necesarios que recoge la futura PAC. Nuestro país debe aspirar a conseguir el máximo porcentaje de pagos asociados dentro del sobre nacional (15%).

En lo que hace referencia al pago para zonas con limitaciones naturales. España debe asumir este tipo de pago con el objeto de compensar a la ganadería extensiva ubicada en zonas Red Natura (27 % de nuestro territorio), a las zonas de montaña y a otras zonas con protección ambiental o limitaciones naturales. Consideramos que la ganadería extensiva ejerce un papel primordial en el mantenimiento de los recursos naturales, la gestión territorial y prevención de incendios por lo cual debe ser el objetivo prioritario de este tipo de ayudas.

Otro punto se refiere al Desarrollo Rural. En este caso se pide el establecimiento de una medida con carácter obligatorio en todo el Estado destinada a la ganadería extensiva por su contribución a la gestión sostenible del territorio, la conservación de sus recursos naturales, de modo que se reconozcan los beneficios que estas prácticas ganaderas aportan al medioambiente.

Finalmente, piden que la definición de las actuaciones deben tener en cuenta las específicas condiciones socio productivas de los territorios insulares.

Comentarios