Sariñena reduce en 2 millones de euros su presupuesto para 2013

El Ayuntamiento de Sariñena aprobaba en pleno sus presupuestos para el ejercicio 2013, que asciende a 4.299.000 euros, lo que supone una reducción del 30% con respecto al año anterior. Su alcalde, Francisco Villellas (PAR), señalaba que se han conseguido adaptar a la realidad, eliminando de la contabilidad los ingresos caducos y reconociendo solo las subvenciones efectivas, traducido en un 82% de rebaja en inversiones reales. Por el contrario, el consistorio ha incrementado en un 94% los gastos financieros para amortizar la deuda de casi 6 millones de euros. Este año el Ayuntamiento prevé pagar 218.000 euros a las entidades bancarias.

Precisamente en la misma sesión plenaria y con el objetivo de sanear el consistorio se aprobaba un Plan Económico Financiero anual para conseguir paliar el déficit. Según se explicaba en pleno, esto se debe a que el año pasado hubo que reconocer facturas que estaban fuera de contabilidad por 1.141.000 euros.

Entre las actuaciones previstas se encuentran obras de modernización de regadío, en el polígono industrial El Puyalón, en la residencia o acabar el Camino de Santiago entre otras. Lo más destacado y para lo que ya se cuenta con una subvención de 75.000 euros procedente del Plan de Obras de la DPH para terminar prácticamente la Plaza Mezín y Casa de Cultura de Sariñena.

Los presupuestos y el plan económico eran aprobados con los votos a favor del equipo de gobierno (PAR-PP) y en contra del PSOE, desde donde se puntualizaba su desacuerdo tildándolos de "vacíos de contenido" pero sobre todo por una cuestión referente a la plantilla de personal, donde un trabajador municipal, condenado en la sentencia de las granjas de porcino, continúa trabajando cuando está inhabilitado. Su portavoz, Blanca Villanúa, explicaba que han solicitado una serie de documentos a secretaría para conocer las condiciones laborales del coordinador de brigada y poder valorar este tema.

Al respecto, el primer edil señalaba que siguen los pasos que van marcando los abogados y los jueces son los que deberán determinarlo. Además de ello, el PSOE en la oposición manifestaba su malestar por la tardanza de la presentación del presupuesto en el mes de abril “cuando cuentan con mayoría absoluta”, así como por no darles la opción de estudiarlos con detenimiento.

Por otra parte se retiraban del orden del día dos mociones presentadas por el PSOE, ya que tras un receso se decidía que la referente a la reforma de la administración local se consensuaría en junta de portavoces y se elaboraría un texto conjunto entre los tres grupos; y asimismo sobre la moción de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, se resolvía con un nuevo envío al Gobierno de Aragón de la moción institucional presentada hace cinco meses por el pleno, con el objetivo de instar al ejecutivo para que negocie con los propietarios la adquisición del monasterio.

Comentarios