El Peñas tendrá que seguir luchando por el play-off tras caer con Cáceres

Al final injusta derrota en el Palacio de los Deportes por 69-73 de los peñistas que se encontraron con una mala actuación arbitral y un último cuarto donde la presión le llevó a perder un encuentro que tenía a su favor. Con este tropiezo en casa, el Lobe Huesca tendrá que seguir luchando en las dos últimas jornadas por meterse en el play-off, posición en la que de momento continúa.

Varios son los factores que impidieron a los de Quim Costa seguir con la racha en casa y uno de ellos fueron los colegiados que tuvieron distintos criterios en las decisiones. Uno claro es que el Peñas solamente fue 6 veces a la línea de tiros libres por 19 los extremeños. En este caso habría que saber si influyó en su actuación la ‘rajada’ que se pegó Carlos Frade tras el último partido de su equipo sobre los árbitros y el nivel de los colegiados de la LEB-Oro.

También es cierto que el equipo estuvo más atenazado al final de un partido en el que empezó con un 8-17 que remontó en el primer cuarto que acabó con 19-17. Al descanso se mantenía la igualdad con el 33-32.

En la reanudación el Lobe Huesca salió con fuerza y se puso con un 41-32 que le permitía tomar ventaja, pero poco a poco Cáceres fue reduciendo el marcador hasta llegar al final del tercero con un 54-48, todavía para los locales.

En el último fue donde los de Frade le dieron la vuelta y se pusieron con ventaja suficiente para no pasar apuros al final y terminar venciendo por primera vez fuera de su pista en esta temporada con 69-73.

Tal vez fue la presión de verse tan cerca del play-off, que unido al desconcierto que tuvo el equipo con la actuación arbitral, lo que le llevó a una derrota inesperada y que obliga a redoblar esfuerzos en los dos últimos partidos que poder seguir en los puestos de play-off de ascenso, aunque habrá que estar atentos puesto que todavía matemáticamente no está eludido el play-out de descenso y la igualdad sigue en la clasificación donde lo único seguro es el último puesto de Melilla.

Comentarios