El PSOE suspende la gestión agrícola del Gobierno de Aragón por los “constantes recortes en todas las ayudas”

Se clausuraba este domingo en Tardienta las jornadas que las Juventudes Socialistas de Aragón celebraban durante todo el fin de semana con el desarrollo rural como protagonista. Los portavoces del PSOE en materia de Medio Ambiente y Agricultura, Alfonso Vicente y Ramón Laplana, coincidían en calificar con un “suspenso” la gestión del Gobierno de Aragón en materia agropecuaria por “recortar constantemente, no cumplir con las promesas que viene haciendo al sector, dar sólo buenas palabras y en dos años no ofrecer ningún proyecto nuevo”.

El diputado Alfonso Vicente ponía como “muestra de la nefasta gestión” del departamento de Agricultura los casos de la sequía y las riadas del Ebro. Y recordaba que se prometió un decreto de sequía para 2012 que no llegó pese a las pérdidas de agricultores que iban desde los 243 millones aportados por Upa hasta los 500 que aportó UAGA.

Vicente lamentaba que “a pesar de ser la agricultura un sector que crea empleo, aunque el pasado año con la sequía extrema el secano tuvo descensos de producción en un 70% y no se tomó ninguna medida de apoyo por las pérdidas ni se compensó a los ganaderos por la elevación de los precios de los piensos y por la adaptación del sector porcino a la ley de bienestar animal”.

Por su parte el portavoz socialista en materia agrícola, Ramón Laplana, lamentaba “los recortes y la indefinición del Gobierno” en las ayudas agroambientales y la Indemnización Compensatoria Básica para 2013 que “son fundamentales para muchas zonas del Pirineo y de otros lugares”. Laplana señalaba que la falta de ayudas al sector y los precios de los piensos provocaron el año pasado el cierre de 450 granjas de las 13.858 existentes en Aragón.

El diputado socialista criticaba el aumento en un 43% del precio del seguro de la recogida de cadáveres en 2013 y los efectos que esto genera en sectores como el porcino que da trabajo a 10.000 personas.

Laplana también criticaba que el Gobierno “no busque soluciones para los ataques de buitres que está afectando a mucha parte del territorio y ha lamentado la falta de imaginación y de nuevos proyectos”.

Comentarios