El PAR de Ribagorza en contra de la desaparición del primer ciclo de la ESO en Campo y Benabarre

Tras conocer el anuncio sobre la supresión del primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria en los colegios de zonas rurales a partir del 2014 – 2015, el Comité comarcal de la Ribagorza del Partido Aragonés muestra su rechazo a este cambio por la gran afección que supone en la Ribagorza, donde afectaría a los centros de Campo, con 26 alumnos, y de Benabarre, con 25, residentes en las propias localidades o en núcleos cercanos, que serían trasladados al IES Baltasar Gracián de Graus. Desde el PAR instan a que se consideren ambos casos como excepciones dado que el Departamento competente en esta materia ha precisado que se va a estudiar ‘las especificidades de cada centro para ver si procede alguna excepcionalidad’.  Según el PAR ribagorzano, “las razones estrictamente educativas serían esenciales y prioritarias pero desde la comunidad de los centros afectados existen rotundos y argumentados puntos de vista opuestos a la valoración negativa de la calidad docente y sus resultados que se ha difundido. Por otro lado, planteamos que hay más factores clave que tener en cuenta para la decisión definitiva sobre la eliminación del ciclo o las excepciones”.  Añaden que “hay que sopesar con detenimiento y atención los efectos sociales de esa supresión y traslado, desde varias perspectivas” como por ejemplo el ámbito personal de las familias y los alumnos en cuanto a unos horarios marcados por la distancia suplementaria que se complica aún más por la orografía y el clima. También insisten en cómo puede afectar a temprana edad el “desarraigo de estos niños de su localidad o de su zona más inmediata, con unas consecuencias a largo plazo que son difícilmente estimables pero cabe calificar, cuanto menos, de preocupantes”. Y añaden “la pérdida que supone para Campo, Benabarre y los municipios vinculados a sus centros escolares, de un servicio público, valioso y sostenible económicamente, que se restringiría cuando el reequilibrio territorial de Aragón y el apoyo a su medio rural son criterios proclamados que compartimos y que requieren servicios de estas características, en lugar de obstáculos”.   Por ello desde el PAR de Ribagorza se reivindica que “el período de tiempo abierto hasta que se adopte la determinación final sea utilizado especialmente para estimar también estos efectos sociales en sus justos términos, con la alternativa de reorientar la medida o fijar las excepciones coherentes con los mismos y, en nuestra comarca, sobre los colegios de Benabarre y Campo”.

Comentarios