El bucardo ya tiene su espacio en el centro de visitantes de Torla

Bucardo Museo

El bucardo, o cabra pirenaica, que ha sido, históricamente, uno de los animales característicos de Aragón y cuya memoria todavía pervive dentro y fuera de la Comunidad Autónoma ya cuenta con una sala dedicada a su figura en el Centro de Visitantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en Torla.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, acompañado por otras autoridades y personalidades implicadas en el proyecto, inauguraba este espacio donde se expondrán diferentes materiales dedicados al bucardo.

Lobón, también quería exponer un proyecto de futuro que se va a intentar desde el Ejecutivo autónomo con la colaboración de otras entidades, sobre todo de índole científica.

Lobón también resaltaba que este proyecto cuenta con algunos condicionantes de carácter económico, técnico y social a tener en cuenta. Incidía en que es preciso buscar fuentes de financiación así como técnicas de biotecnología avanzada en el exterior para poder llevarlo a cabo.

El bucardo es una subespecie de cabra montés extinta en fechas recientes. El último ejemplar fue una hembra, de 13 años, conocida como Celia. Murió el 6 de enero de 2000 tras ser aplastada por un árbol.

A través de la muestra se quiere dar a conocer la historia del bucardo además de preservar su memoria y su legado físico y material. De esta forma, la exposición cuenta con un animal naturalizado, la última bucarda, además de otros materiales como libros, fotografías, dibujos así como material digitalizado.

La creación de este museo del bucardo es resultado de la colaboración entre instituciones y asociaciones que han querido darle un lugar predilecto.

La Asociación de Amigos del Bucardo ha trabajo de forma intensa para que esta exposición sea una realidad y a sus esfuerzos se unen los efectuados por el departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido así como el Ayuntamiento de Torla.

Esta sala de exposición lleva el nombre de Ricardo Pascual García una persona que dedicó su vida no sólo a preservar esta especie, sino también a conservar y proteger el medio ambiente. Fue Director Conservador del Parque Nacional de Ordesa.

Comentarios