Antonio Cosculluela reivindica el papel de la mujer en la pervivencia del medio rural

El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Antonio Cosculluela, ha defendido el papel “fundamental” de la mujer en el medio rural que durante siglos “viene asumiendo labores de soporte económico, familiar y social” y “gracias a esta labor, los pueblos han podido permanecer con vida”. A esta presencia, Antonio Cosculluela ha sumado la “necesaria existencia en los pueblos de servicios públicos como la asistencia social, la oferta educativa o la atención sanitaria que permitan atender las necesidades de la población, garantizando así su presente y futuro”.

Además, el máximo responsable institucional ha defendido también el papel de los ayuntamientos, sobre todo de los más pequeños, como garantes de la vida en los pueblos y como vertebradotes del territorio.

Con estas ideas en su mensaje, Antonio Cosculluela inauraba la XXVI edición del Simposio de Cooperativismo y Desarrollo Rural organizado por CEDERUL con la colaboración de la Diputación de Huesca.

Ante la situación de crisis actual, Antonio Coscullula ha reivindicado “el apoyo a lo rural como estrategia política prioritaria” y ha puesto como ejemplos cifras como que “el 54% del empleo en Europa se crea en el medio rural”. “Esto demuestra la fortaleza de nuestros territorios como motor y generador de nuevos yacimientos de empleo, pues además en la provincia de Huesca disponemos de un amplio territorio, rico en recursos

naturales y patrimoniales”, ha dicho.

El Presidente de la DPH ha animado a las instituciones a mantener “todo el esfuerzo realizado hasta ahora para dotar a los pueblos de infraestructuras y servicios públicos dignos”, en caso contrario tendrá lugar una progresiva y constante despoblación del medio rural.

Precisamente Antonio Cosculluela, en su intervención, ha defendido el papel de la administración local “que es la más cercana al ciudadano y la que mejor conoce y atiende a sus necesidades”. Por ello ha criticado “que sean hoy estos pequeños ayuntamientos los que, con la excusa de la crisis, estén siendo cuestionados”.

El Presidente de la DPH ha citado la necesidad de priorizar las políticas y acciones en pro de servicios y atención social, el mantenimiento de la oferta educativa en los pueblos, así como de los servicios sanitarios. “Desertizar el territorio es renunciar a los recursos naturales propios, y significará un empobrecimiento para el conjunto de la sociedad y una pérdida irreparable para todo el país”, ha remarcado.

Comentarios