La supresión del primer ciclo de la ESO “será un desastre para el medio rural”

Padres alcaldes firmas campo

La eliminación del primer ciclo de la ESO en los colegios públicos de Primaria, a partir del curso 2014-2015, "sólo va a adelantar el desarraigo de los jóvenes a edades más tempranas". Una medida que rechazan en los centros afectados de la provincia, entre los que se encuentra el de Campo, en la Ribagorza. Malestar que, este martes, trasladaba una delegación de padres, profesores y alcaldes al director provincial de Educación, José Mª Cabello.   Unos servicios básicos que consideran imprescindibles mantener en el medio rural. Lamentan los recortes que se están produciendo a todos los niveles, y especialmente en el educativo. Las últimas noticias, denunciaba el alcalde de Campo, Eusebio Echart, hablan de suprimir las rutas escolares que no tengan más de seis alumnos. En su lugar se concederán becas a los padres para el transporte. Tampoco comparten los argumentos esgrimidos por Educación. Inciden en que no hay fracaso escolar, en que los niños no comparten sus aulas con alumnos de 6 años y que las horas lectivas son las mismas que las de cualquier otro centro de Secundaria.   Les preocupa, además, las horas que los niños deberán pasar en el transporte escolar que les lleva al instituto de referencia en Graus. Algunas rutas sobrepasan el límite legal establecido, más de 60 minutos, y por carreteras de montaña.  En la actualidad acuden a diario al colegio público de Campo unos 70 niños, procedentes de los Valles de Lierp y Bardají, y de los municipios de Torre la Ribera, Foradada del Toscar y Campo.

Comentarios