Este viernes, Día Mundial de la Bicicleta. Huesca pionera

Este viernes 19 se celebra el Día Mundial de la Bicicleta con el objetivo de promocionar este medio de transporte y llamar la atención sobre los derechos de los ciclistas. Según el Barómetro de la bicicleta de España, más de 15,5 millones de españoles la utilizan con alguna frecuencia. De ese porcentaje, casi 3 millones la usan a diario.  35 millones de españoles saben montar en bici, un 10 % no sabe. La ciudad de Huesca puede presumir de ser pionera ya que en ella se construyó la primera bicicleta en España.

El modelo de bici más usado es el de btt. Esta modalidad dio un gran impulso al sector, luego llego la bici urbana y ahora el cicloturismo.

La bicicleta se presenta como un medio de locomoción alternativo económico y ecológico: es beneficioso para nuestra salud en todas las edades y respetuoso con el medio ambiente. Tanto dentro de la ciudad como en entornos rurales el uso de la bicicleta es el catalizador de una vida más saludable en una sociedad responsable.

ACCIDENTES

El uso de la bicicleta ha ido en aumento y la siniestralidad ha ido bajando. Ha descendido el número de muertos de 79 en 2001 a 67 en 2010. En 2010 resultaron heridos 3.500 ciclistas.

El mes que concentra mayor número de accidentes es julio.

HUESCA PIONERA

El ciclismo español, como explica el experto Angel Giner, tiene en Huesca el inédito punto de partida de toda su historia. Y lo fue por partida doble ya que en la capital del Altoaragón se construyó la primera bicicleta española y a su vez fue escenario de las primeras pedaladas de las que hay constancia probada y documentada.

Huesca fue el punto de partida del primer gran recorrido ciclista que se hizo en España. Fue una especie de viaje-aventura de Huesca a Zaragoza y regreso, que Mariano Catalán y Gregorio Barrio realizaron en marzo de 1868.

La historia arranca en 1867, cuando Joaquín Costa es enviado a la Exposición Universal de París por la Diputación de Huesca para recabar información sobre los últimos adelantos en tecnología agrícola. Joaquín Costa descubre entonces la bicicleta de Ernest Michaux, un fabricante de carretas francés, que en su taller de Bar le Duc había tenido la idea de acoplar dos palancas al eje delantero de una draisiana, logrando la autopropulsión en equilibrio. Costa quedó sorprendido por el vehículo y dibujó su esquema en un papel de fumar que remitió en otoño de 1867 a sus amigos de la tertulia del casino de Huesca. Éstos presentaron el diminuto documento al más prestigioso herrero de la ciudad, Mariano Catalán.

Catalán tomó el asunto con gran interés y en unas semanas construyó en secreto un biciclo, la mayor parte de madera. Por temor a ser objeto de burla en caso de fracaso, marchó por la noche con su criado a la antigua plaza de toros. Allí, tras varios intentos y las consiguientes caídas logró finalmente pedalear en equilibrio.

Luego marchó montado en él hasta el Coso, ante el asombro de sus vecinos que le instaron a realizar varias exhibiciones.

En los meses siguientes construyó dos nuevos modelos con diversos componentes de hierro y tras varios paseos por los alrededores de Huesca, determinó emprender la aventura de marchar a Zaragoza junto con su amigo Gregorio Barrio. Partieron a las cuatro de la mañana y tras varias vicisitudes llegaron a mediodía Villanueva de Gállego. Después llegaron a Zaragoza, entrando por el Puente de Piedra hacia las cinco de la tarde.

Que la de Mariano Catalán fue la primera bicicleta española no hay duda. Michaux no empezó a fabricar en serie sus biciclos hasta 1868, que no llegaron a España hasta 1869. Lamentablemente Mariano Catalán no continuó fabricando biciclos. De haberlo hecho, se podría haber generado en Huesca una industria pionera de bicicletas.

Comentarios