Siguen las labores de encarrilamiento y reparación del tramo ferroviario entre Sabiñánigo y Ayerbe

Adif y Renfe continúan los trabajos de reparación de los daños producidos en la infraestructura y el material rodante tras la salida de la vía, el pasado viernes 12 de abril, de cuatro de los 14 vagones de un tren de mercancías que realizaba el trayecto entre Canfranc y Zaragoza, entre las estaciones de Sabiñánigo y Ayerbe.

La zona en la que se produjo la incidencia es montañosa y de difícil acceso, con terraplenes y desniveles que complican el trabajo de los técnicos, a pesar de que están realizando un gran esfuerzo para restablecer el servicio ferroviario en el menor tiempo posible.

Desde que se produjo la incidencia, e incluso durante el fin de semana, 14 técnicos de Adif, a los que se ha añadido un equipo de expertos en geotecnia, así como otros 10 técnicos de Renfe han estado trabajando en las tareas de retirada del material rodante y en la restitución de la infraestructura ferroviaria dañada.

Las primeras operaciones consistieron en la retirada de los vagones y la locomotora que habían quedado encarrilados. Posteriormente y a lo largo del fin de semana, se repusieron unos 80 m de vía que habían quedado afectados y que impedían al tren taller, con el que se retira el material rodante, acceder hasta el punto exacto de la incidencia. Para ello, se procedió a la instalación provisional de 173,6 m de carril así como 145 unidades de traviesas de madera.

Las cuatro tolvas que contenían el cereal fueron vaciadas para facilitar el trabajo de los técnicos que, a día de hoy, han conseguido encarrilar, mediante la grúa del tren taller, de 110 toneladas, uno de los dos vagones y trabajan ya en el encarrilamiento del segundo.

Una vez que se retiren ambos vagones y quede la vía libre, los operarios de Adif iniciarán los trabajos de reparación de la infraestructura, que consistirán en la restitución de la rasante de la plataforma afectada y en la reposición de la superestructura, que ha resultado gravemente dañada en una longitud superior a un kilómetro, mediante la instalación de carril de 54 kg/m, traviesas monoblock, balasto y dos aparatos de dilatación. También está previsto realizar tratamientos para la mejora en los terraplenes adyacentes, que podrán compatibilizarse con el tráfico ferroviario.

Además del tren taller y la grúa, se ha empleado un minitren, un camión bivial (sistema que permite que los vehículos de carretera se conviertan en vehículos ferroviarios), una retroexcavadora mixta, así como la maquinaria necesaria para extraer la carga de los vagones. Posteriormente, está previsto utilizar material para la reparación de la vía, como vagonetas, minitrenes, equipos de bateo (perfiladora y bateadora), retroexcavadora, grúa y tren de trabajos.

Las previsiones iniciales estiman que podría retirarse el material siniestrado este miércoles y posteriormente, se requerirán tres días para realizar las labores necesarias en la infraestructura, por lo que se podrá restablecer el servicio este fin de semana.

Para facilitar la movilidad de los viajeros de los trenes afectados de la línea se ha habilitado un servicio alternativo por carretera entre las estaciones de Ayerbe y Sabiñánigo. Hasta el momento se han visto afectados 142 viajeros.

Adif y Renfe abrirán una investigación para determinar las causas que han originado esta incidencia, que por el momento, se desconocen.

Comentarios