El vino blanco, el caballo de batalla de la D.O Somontano

Javier Luengo y Pablo Vencilla, miembros del equipo de catadores de la Guía Peñín de los Vinos de España consideran que la elaboración de los vinos blancos es el camino que debe seguir la Denominación de Origen Somontano, puesto que, suponen un 25% de la producción y el margen de crecimiento es muy amplio. Para ambos, tanto la variedad chardonnay como la gewürztraminer, en el Somontano, se expresan diferente y aportan algo nuevo.

Audio sin título

Luengo y Vencilla recalaban, este martes, en el Somontano, dentro de esa ruta que, desde enero a julio, les lleva a diferentes zonas de producción, repartidas por la geografía española, para catar los vinos que conformarán la Guía Peñín de los Vinos de España 2014.

En la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano cataban más de 160 vinos, entre ellos, 39 vinos blancos, 18 vinos rosados y 111 tintos (de 2004 a 2012).

Tanto Luengo como Vencillón se llevaban unas buenas sensaciones aunque matizaban que, en general, la añada 2012 ha sido bastante mala.

Las jornadas maratonianas de cata comienzan con el desplazamiento a las zonas de producción, donde se hace una convocatoria a través de la denominación de origen, para catar los vinos en su contexto.

A medida que pasa el día, ambos sacan conclusiones compartiéndolas, sobre todo, cuando surgen las dudas, puesto que se trata de una cata consensuada. De hecho los catadores de la Guía Peñín siguen el mismo patrón, intercambiado opiniones hasta alcanzar las conclusiones y dando una puntuación final a cada uno de los vinos.

Destacaban que, en cada cata que realizan, el volumen de vinos es muy importante pero es normal cuando hablamos del tercer país productor a nivel mundial.

A partir de julio comenzará el trabajo de oficina para que, en octubre, la Guía Peñín 2014, pueda estar en la calle y, en ella, todos los vinos que hayan catado desde enero hasta julio.

Comentarios